HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

martes, 24 de agosto de 2021

EL COLAPSO DEL EJÉRCITO ESPAÑOL

HEMOS VISTO ESTA PELÍCULA ANTES.

Si los analistas y las agencias de inteligencia españolas hubieran sido más conscientes de las realidades sobre el terreno, tal vez, los acontecimientos de los últimos años no los habrían cogido por sorpresa. Varios factores explican el colapso del estado español y su gobierno socialcomunistarra.


Primero, hubo una corrupción generalizada en los ministerios de Defensa e Interior de España, donde desaparecían fondos reservados y otros “fondos”, municiones y entregas de alimentos antes de llegar a los soldados en tierra. Las municiones y otros equipos se vendieron en el mercado negro y finalmente terminaban en manos de dictaduras de izquierdas en el continente americano o en Marruecos.


Además, algunos “oficinistas” distrajeron dinero al presentar solicitudes de fondos para los salarios de los "soldados fantasmas", es decir, soldados que en realidad no se habían inscrito en el ejército. Mientras esto sucedía, mucho personal se mantuvo sin remuneraciones justas y se mantuvo en servicio sin permiso para irse y ver a sus familias durante días, semanas y meses.

Como era de esperar, el ejército español tiene una de las tasas de deserción y bajas más altas de la UE. Según una estimación, la tasa de deserción/bajas mensual del ejército español es de 50, mientras que la tasa de reclutamiento fue de 20.


En segundo lugar, la “distracción económica” y la corrupción minan la moral dentro de las filas del ejército. La integridad del liderazgo superior es fundamental en los asuntos militares para ganarse el respeto y la lealtad de las tropas. Para los soldados mínimamente no bien remunerados, los lujosos estilos de vida de sus “jefecillos” son a menudo demasiado para tragar. Por lo tanto, en lugar de luchar y morir, prefirieron salvar sus vidas entregándose al pasotismo y a vivir del cuento, en imitación de sus “amados líderes”.


En tercer lugar, tampoco existe cohesión ideológica dentro del ejército español, ni un sentido del deber y pertenencia nacionales. De hecho, existe una gran desconfianza hacia el liderazgo político de España. Ningún soldado del ejército español esta dispuesto a luchar y morir para defender al presidente socialcomunistarra o a su gobierno. Las teorías de conspiración sobre un acuerdo secreto entre el gobierno socialcomunistarra español y las dictaduras comunistas latino americanas abundan entre las tropas españolas. Este ambiente de duda y sospecha socava aún más la determinación de los soldados españoles de resistir el avance de los comunistas ideológicamente cohesivos, cuyos seguidores están impulsados ​​por el deseo de establecer una nueva UNIÓN SOVIÉTICA y expulsar a las tropas nacionales que consideran ocupantes.


En cuarto lugar, la continua interferencia política y la reorganización de funcionarios tan altos como los ministros del interior y de defensa, gobernadores y jefes de policía también afectan el desempeño del ejército español dentro de nuestro territorio. Un ejército necesita unidad de mando y continuidad de liderazgo para funcionar correctamente y luchar eficazmente en el campo de batalla diario. El jefe de estado mayor militar es el centro de gravedad de su organización y si se cambia constantemente, afecta negativamente a la organización. Lo último ha sido que nombraron a un comunista “tapado”, como JEMA. Vean el enlace:

LINK

El presidente socialcomunistarra cambia regularmente de líderes militares/policiales en medio de esta obra teatral y ante la ofensiva diaria de los terroristas nacionales. Un ejemplo actualizado de lo que no tiene que hacerse lo tenemos en el Gobierno afgano, Ghani reemplazó al jefe del ejército afgano, teniente general Wali Mohammad Ahmadzai, quien fue nombrado en junio, por el comando de operaciones especiales del Ejército Nacional Afgano, el general de división Haibatullah Alizai. De manera similar, reemplazó a sus ministros del interior dos veces y reorganizó a su ministro de Defensa y seis comandantes centrales en los últimos meses.


En quinto lugar, la inteligente estrategia militar de los socialcomunistarras de tomar el control de los principales cruces políticos, las principales comunidades autónomas y sitiar las grandes ciudades paraliza la capacidad de España para enviar refuerzos y suministros a todo el territorio nacional. Muchas unidades del ejército quedarían aisladas del resto de España y, por lo tanto, se verían obligadas a huir a través de los países vecinos fronterizos o disolverse, como ya ocurrió al finalizar la guerra civil.


Finalmente, a pesar de recibir años de capacitación y pocos millones de euros en equipos, el ejército español, nunca desarrolló la capacidad de valerse por sí mismo. De hecho, depende por completo de las tropas policiales para proteger las áreas urbanas. Una vez que estas fuerzas comiencen a disolverse, no habrá barrera para detener el avance de los socialcomunistarras y las debilidades e incompetencias que estaban encubiertas bajo la presencia militar/teatral de muchos desfiles, muchos cánticos y muchas bandas de música pasarán a primer plano.


Cuando se hizo evidente el colapso del ejército español, el gobierno socialcomunistarra se apresuró a reunir una nueva fuerza compuesta por varias milicias y la denominaron la UME. Tres SOCIALCOMUNISTARRAS, influyentes, como GONZÁLEZ, ZAPATERO y SÁNCHEZ, se reunieron para forjar un frente conjunto contra España y coordinar su lucha contra el ejército.


Sin embargo, el ¿fallecimiento repentino? de RUBALCABA ante la mirada atónita de los españoles, los obligó a huir de la política activa por unos meses. El colapso del ejército incluso antes de que se completara la retirada ficticia de ETA y la forma en que se han revertido los logros de la llamada "guerra contra el terror" repercutirá en los próximos años. Los ciento de terroristas liberados por los socialcomunistarras anidados en La Moncloa, incluidos los de Podemos y otros grupos, representarán un importante desafío de la seguridad nacional española y más allá.


viernes, 25 de junio de 2021

UN CAIMAN HABLANDO CLARO

Juan Crespo: Guardia Civil retirado...

"Mi honor y mi uniforme es lo que queda de lo que fui.

Defendí a mi Patria lo mejor que pude y supe.

Defendí con honor su bandera y a sus gentes en tierra hostil.

Eran los 80, malos años.

Caíamos asesinados, casi a diario.

Éramos portada en periódicos y noticia en los noticiarios.

Los políticos nunca hicieron nada, porque nada les importábamos.

Y cuando a ellos también empezaron a matarlos, fue cuando se movieron algo.

Pero ahora, todo eso está olvidado...¡¡¡Hay que pasar página¡¡¡...dicen.

Y muchos de nosotros, los que quedamos vivos, los que tenemos heridas (en el cuerpo y en el alma), no somos ni historia. Solo uniformes colgados en armarios.

Pero yo se bien donde estuvimos y porqué y contra quien luchamos.

A pesar de que estos sucios políticos y algún jefazo de los nuestros, quiera nuestro honor quitarnos.

Vendidos, traidores, asesinos 

blanqueados. Sois escoria vil, malnacidos, fideputa. 

Cobardes sin conciencia, sin honor, sin valores.

Blanca fachada por fuera y alma podrida por dentro.

Apátridas, que solo servís al dinero.

Bastardos y rastreros, capaces de arruinar y dejar morir a un país entero.

Pues bien, aquí queda un Guardia Civil de otros tiempos y aún sin uniforme, en mi alma lo llevo puesto y mi corazón clama justicia y honor por todos aquellos...Sí por todos aquellos a los que asesinasteis, hundisteis, destruisteis su cuerpo. Pero su honor quedó intacto, limpio y brillante.

Y al igual que Hernán Cortés, aquí se traza una línea, en una parte los traidores, cobardes, gusanos, apesebrados.

Y en la otra, los hombres de honor, los que siempre volverán a ponerse a disposición su vida (como ya hicieron en el pasado) por defender a España.

No se puede pedir mayor honor ni acometer empresa más altiva que la de luchar por la Patria y si es preciso  incluso dar vida"

¡¡¡ HONOR !!!

miércoles, 16 de junio de 2021

¿LES SUENA?

 NEGRÍN y PRIETO

Los izquierdistas de la Segunda República, los mayores ladrones de la historia de España y sus descendientes actuales no se quedan cortos. Sobre los dirigentes republicanos escribió Julio Camba que "se apoderaron del Estado con el mismo criterio con el que hubieran podido apoderarse de un salchichón". Para repartirse las tajadas. ¿LES SUENA?.

Fueron muchas las páginas en las que se dedicó a denunciar el saqueo llevado a cabo por unos gobernantes izquierdistas más interesados en su enriquecimiento personal que en la gestión de la cosa pública. Tantos fueron los enchufes a los amigos, los cargos inútiles creados para colocar a los camaradas, los gastos suntuarios y los hábitos de nuevo rico, sobre todo de unos socialistas cuya hipocresía no se cansó de restregarles, que calificó el nuevo régimen como "la República de los enchufes". ¿LES SUENA?

Pío Baroja, que definió a la República como "una merienda de negros en la que los republicanos y socialistas se repartían todos los empleos"¿LES SUENA?, y escribió palabras similares sobre los más distinguidos dirigentes republicanos:

"Azaña es un enamorado de la pompa y la grandiosidad. ¿LES SUENA? Cuando era presidente del Consejo amuebló el palacio de la Presidencia, según dijeron, con los mejores muebles de la Granja y de Ríofrío. ¿LES SUENA?. En el Palacio Real y en el Pardo tenía proyectos de hacer jardines suntuosos. No comprendía que, si se trataba de suntuosidad y de estética, para esto valía más que sirvieran de fondo a un príncipe decorativo que no a un señor de un tipo vulgar como él. ¿LES SUENA?. Algo de esta ansia de magnificencia tenían todos los políticos de la República. Cuando al principio se compraron automóviles soberbios, que valían cerca de veinte mil duros, Largo Caballero se quejó al comisionista de Irún porque no tenían el aparato de radio que debían tener según el catálogo, y lo reclamó imperiosamente. ¿LES SUENA?

Ahora es nuestro momento, decían jefes y jefecillos, pero no pensando en el pueblo, sino en sí mismos. Fue la época de los enchufistas. ¿LES SUENA?

Un madrugador acaparador de cargos, conocido como Paragüitas, se había hecho con el puesto de secretario del fiscal de la República, el socialista Ángel Galarza, para presumir de lo cual se agenció con enorme rapidez un cochazo con chófer incluido. El ampurdanés fue invitado por Paragüitas a contemplar el entusiasmo popular mientras circulaban mayestáticamente para dar envidia a los transeúntes. ¿LES SUENA?

Valle-Inclán fue nombrado en 1932 conservador del Patrimonio Artístico Nacional, pero no tardó en denunciar que los gobernantes de la flamante República se dedicaban a vender obras de arte de palacios, museos e iglesias a marchantes franceses, que después las vendían con enormes beneficios a millonarios norteamericanos. Escribió varias cartas al ministro de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos, protestando tanto por este saqueo como por los actos vandálicos contra el patrimonio artístico, pero no recibió respuesta alguna, por lo que dimitió inmediatamente. ¿LES SUENA?

El veterano cronista parlamentario Wenceslao Fernández Flórez también dejó testimonio del saqueo:

"En el Parlamento hay una pandilla de forajidos, hartos de matar y robar en la revolución de octubre; nos gobiernan ignorantes audaces, enamorados de sus magníficos automóviles con radio y calefacción; desde arriba y desde abajo se saquea el país: nunca tantas fortunas se improvisaron tan rápida y oscuramente". ¿LES SUENA?

Pero estas actividades se iban a acelerar enormemente con el estallido de la guerra. El episodio más famoso fue el saqueo de las enormes reservas de oro del Banco de España como garantía del pago a la URSS de un material militar del que no llegaría más que una pequeñísima parte y de mala calidad. La excusa alegada por el ministro de Hacienda Juan Negrín y sus aliados comunistas fue la necesidad de llevarlo a lugar seguro ante el avance de las tropas de Franco. Uno de los protagonistas de la operación, el militar comunista Valentín González, el Campesino, la relataría así en sus memorias:

"El Kremlin se dedicó a intervenir abiertamente en la guerra civil española a los dos meses de empezada. Pero al pueblo español le costaría un altísimo precio en sangre, en sufrimiento y en oro. La situación de Madrid se hacía peligrosa y los ministros concedieron fácilmente lo que se les pedía, aunque ignorando los verdaderos propósitos de Negrín. Conocieron tales propósitos sólo el embajador soviético, Rosenberg, el servicio de la NKVD en España y una parte del Buró Político del Partido Comunista Español". ¿LES SUENA?

El Campesino explicó cómo José Díaz, secretario general del PCE, le encargó hacer el traslado del oro con gran secreto, a las dos de la madrugada, a espaldas del director del Banco de España, empleando sólo militantes comunistas de confianza y camuflando los camiones con los distintivos propios de los transportes de explosivos:

"Hízose todo en medio del mayor misterio y como si se tratara de un robo. Y eso fue: un inmenso robo hecho al pueblo español. Yo no lo sabía o no lo comprendía entonces: ahora que lo sé, el recuerdo de mi involuntaria complicidad me llena de indignación contra mí mismo y contra sus organizadores conscientes". ¿LES SUENA?

Han pasado a la historia las palabras con las que Stalin celebró en un banquete la llegada del tesoro español a Odesa: "Los españoles no verán su oro más de lo que puedan verse sus propias orejas". Los ahorros y recuerdos de millones de españoles, adinerados y humildes, pasaron a manos de unos gobernantes. ¿LES SUENA?

Pero el oro del Estado no iba a ser el único botín; el de los ciudadanos también. En el otoño de 1936 el presidente Largo Caballero, Negrín y el director general del Tesoro Méndez Aspe ordenaron a los particulares la entrega al Banco de España del oro y las divisas que poseyeran. También se ordenó la confiscación de las cuentas corrientes y la apertura de las cajas de seguridad. Los ahorros y recuerdos de millones de españoles, adinerados y humildes, pasaron a manos de unos gobernantes que se apresuraron a trasladarse a Valencia. ¿LES SUENA?

Uno de los robados fue Alcalá-Zamora, recientemente destituido de la presidencia y en viaje veraniego por las costas escandinavas. Junto a la de sus ahorros, el expresidente sufrió la desaparición de sus documentos, incluidos los diarios que escribió durante su etapa de gobierno y que no serían recuperados hasta ochenta años después. En sus memorias acusaría a los socialistas de haber prolongado la guerra "sin posibilidad de vencer, mientras subsistió la de procurarse algún seguro de emigración a costa de las reservas del Banco de España y del saqueo de éste".

Otro destacado robo fue el perpetrado en el Museo Arqueológico, de donde, para escándalo de unos funcionarios que consiguieron salvar algunas piezas enterrándolas en el jardín, agentes gubernamentales sacaron las valiosas colecciones de monedas antiguas de oro y plata. En agosto de 1937 y marzo de 1938, con la derrota cada vez más cerca, se redondeó el saqueo, esta vez incluyendo hasta los montes de piedad. Una vez más, la excusa fue su protección: ¿LES SUENA?

"Con el fin de salvaguardar los intereses de los titulares de cajas y depósitos de toda la banca acreditada en territorio leal al Gobierno de la República, procede que unos y otros pasen inmediatamente al Estado para que el ministro de Economía adopte las precauciones indispensables que garanticen en todo momento la integridad del contenido de dichas cajas y depósitos".

Por supuesto, no se olvidaron de las iglesias, monasterios y catedrales, lugares donde se acumulaban joyas y obras de arte de incalculable valor. Por ejemplo, el 4 de septiembre del 36, pocos días antes de la entrada de los soldados de Franco en Toledo, el presidente del Tribunal de Cuentas, Emilio Palomo, por orden del presidente del Gobierno, procedió, junto a representantes de los partidos comunista y socialista, a la confiscación del tesoro de la catedral: decenas de joyas litúrgicas y obras de arte, entre ellas el famoso manto de las cincuenta mil perlas, una escultura de Pedro de Mena y un cuadro de Benvenuto Cellini. Y lo mismo sucedió en los más importantes templos de toda España, porque de los miles restantes, repartidos por todo el país, se ocuparon las masas incontroladas que, tras su saqueo, procedieron a su destrucción e incendio. ¿LES SUENA?

Capítulo aparte fue el vaciamiento del museo del Prado, también con la excusa de su protección, mito cuyo éxito propagandístico ha llegado hasta nuestros días. Sin embargo, los escasos daños sufridos por los bombardeos de la aviación nacional, el hecho de que la evacuación de los cuadros comenzara semanas antes de que se produjeran los primeros bombardeos, los grandes riesgos a los que se expuso a los cuadros en su traslado y numerosos testimonios de personas involucradas indican la intención gubernamental de venderlos en el extranjero, lo que no se consiguió por la terminación de la guerra y porque la venta de piezas de fama mundial no habría pasado desapercibida. Efectivamente, muchos de los cuadros del Prado, enviados a Suiza, fueron expuestos en Ginebra de junio a septiembre de 1939 y después devueltos a España. ¿LES SUENA?

El subdirector del Prado, Francisco Sánchez Cantón, declararía posteriormente que a finales de 1937 una delegación de intelectuales antifascistas le había comunicado que "salido de Madrid hace meses el oro del Banco, lo que queda es el Museo. Sobre él se pueden obtener empréstitos. Con las divisas habrá cañones y aeroplanos. Sería tonto dejárselo a los rebeldes". El egregio republicano Salvador de Madariaga resumió con contundencia que "el cacareado salvamento de los cuadros del Prado, lejos de ser tal salvamento, fue uno de los mayores crímenes que contra la cultura española se han cometido jamás". Y Gregorio Marañón, en una carta dirigida precisamente a Madariaga el 15 de febrero de 1939, dio algunos detalles más: ¿LES SUENA?

"Negrín es un verdadero loco, y es lamentable que el mundo condicione uno solo de sus pasos por la insensatez de este hombre, loco sobre todo loco moral, irresponsable y agravado por el alcoholismo. Sabrá Vd. por Sert todo lo que ha ocurrido con los cuadros del Prado. Yo aprobé su gestión porque tenía el convencimiento de que a última hora aquellos irresponsables que han engañado al mundo con la farsa de su amor al arte cuando, si lo hubieran tenido en verdad, hubieran dejado los cuadros en Madrid que es donde estaban más seguros, terminarían sus hazañas con alguna fechoría grande. Testigos presenciales me han referido que Pérez Rubio, pintor fracasado y enloquecido por el comunismo, que como Vd. sabe es el responsable de todo, había dicho repetidas veces, aquí y en América, que antes de entregar los cuadros a los fascistas los destruirían. Había, además, el peligro de la barbarie sin responsabilidad de las masas en los últimos momentos". ¿LES SUENA?

Paralelamente al saqueo gubernamental, muchos directores de checas aprovecharon sus labores para robar a sus prisioneros, a menudo después de asesinarlos. Algunos consiguieron fugarse con su botín antes de la llegada de las tropas nacionales y otros, como el socialista García Atadell y sus compinches, huidos a Francia con maletas llenas de joyas, acabaron en manos de los nacionales y ejecutados.

La salida de toda esta riqueza pública y privada se aceleró según se acercaba la victoria de Franco. Varios lugares de Cataluña fueron la última etapa antes de cruzar la frontera, como los castillos de Figueras y Perelada y la mina de la Vajol. La derrota, el caos y las prisas provocaron escenas dignas de recuerdo. Por ejemplo, un dirigente comunista participante en estos asuntos, José María Rancaño, redactó en un informe para su partido algunos años después: ¿LES SUENA?

"En Figueras puede verse el espectáculo de un ministro, Francisco Méndez Aspe, de Izquierda Republicana, mano derecha de Negrín y el ministro de Hacienda que tres años antes había participado como director general del Tesoro en el expolio del Banco de España, rodeado de funcionarios y otras gentes, en una lucha angustiosa contra el tiempo, deshaciendo relojes y echando a un lado las tapas de oro y plata, y la maquinaria al suelo; destripando alhajas de toda clase; metiendo en maletas y cajas, empaquetando, ocupándose él mismo de todo, dando voces, presa del mayor histerismo".

La casualidad hizo que el Campesino también fuese testigo de la salida de España del oro y las joyas acumuladas tanto en Figueras como en Lérida. Los destinarios fueron la Pasionaria y José Díaz, quienes a su vez se lo entregaron a Maurice Thorez, secretario general del Partido Comunista Francés. Además, Negrín le donó otros 2.500 millones de francos con los que puso en funcionamiento su órgano Ce Soir. "Como puede verse, resumió el Campesino, la tan cacareada solidaridad comunista rusa e internacional con el pueblo español fue sólo un permanente saqueo".

Pero el periplo del botín no iba a terminar con el cruce de los Pirineos. El presidente Negrín escribiría a su camarada Indalecio Prieto que "nunca se ha visto que un Gobierno o su residuo, después de una derrota, facilite a sus partidarios, como lo hacemos, medios y ayuda que ningún Estado otorga a sus ciudadanos después de una victoria".

                                           Méndez Aspe, el hombre del Oro de Moscú


Hace 83 años, el de Pantón dirige el embarque en Cartagena del oro con destino a la capital rusa

Con estas palabras se refería Negrín al plan de manutención del exilio republicano mediante los tesoros sacados de España. La pieza más importante de este plan fue el buque Vita, adquirido por el Gobierno para trasladar el grueso del material lejos del alcance de Franco y de los países europeos que ya habían reconocido su Gobierno, Gran Bretaña incluida. En las ciento diez cajas se encontraban, según el inventario realizado por los responsables: depósitos del Banco de España y de los montes de piedad, el joyero de la Capilla Real, lingotes y monedas de oro, objetos históricos de la catedral de Tortosa, colecciones numismáticas de la Casa de la Moneda, incunables, cuadros de valor incalculable, joyas religiosas de todo tipo, entre ellas el manto de las cincuenta mil perlas de la catedral de Toledo, etc.

El destino elegido fue México, a donde se dirigieron muchos dirigentes republicanos huyendo de la derrota, entre ellos Indalecio Prieto. Pero el error que cometió Negrín fue encargar la supervisión del viaje a los guardaespaldas de Prieto, la célebre Motorizada que asesinó a Calvo Sotelo. Cuando el Vita llegó al puerto de Tampico el 28 de Marzo, el mismo día en que el ejército de Franco entraba en Madrid, y ante la ausencia del encargado por Negrín de la recepción, Prieto se apropió del cargamento en connivencia con su amigo el presidente mexicano Lázaro Cárdenas, lo que enfrentaría a ambos socialistas durante el resto de sus vidas con acusaciones cruzadas de robo de lo que se suponía patrimonio de la República.

El cargamento entró en territorio mexicano sin pasar por control aduanero alguno y quedó en manos de un Prieto que, hasta su fallecimiento en 1962, se dio la gran vida en su mansión mientras miles de republicanos sufrían los campos de concentración franceses y alemanes y, posteriormente, un largo exilio sin apenas ayudas. ¿LES SUENA?

En México, Prieto y los suyos operaron como una banda de mafiosos. Armados y en clandestinidad. Con absoluta impunidad manejaron millones de dólares, en oro, plata, brillantes y tesoros artísticos de un valor incalculable bajo la tapadera de la JARE (Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles) Bienes robados, "incautados" dice la historia, por la República a sus legítimos propietarios. ¿LES SUENA?

¿Dónde está el tesoro que llegó a sus manos a bordo de el Vita? El que fue su hogar se ha convertido en restaurante y apenas queda rastro del expolio que cometió. Hoy, la mitad del viejo edificio situado en el barrio del Hipódromo de la Condesa la ocupa un restaurante de medio pelo, donde los camareros sirven con desgana Sopes de Tutano y Chilaquiles. Tan modificado se encuentra el edificio que si Prieto y sus camaradas regresaran de la tumba jamás lo reconocerían. El resto se ha estado alquilando en 200.000 pesos mexicanos, 8.634 Euros al mes. Si don Inda, el magnate, como le denominaba el intelectual mexicano Alfonso Junco, levantara la cabeza, no podría imaginarlo; la elegante mansión, aquella de las escalinatas en donde es fácil imaginar colgando de sus paredes cuadros y tapices; con salones que frecuentemente visitaban los presidentes mexicanos, desde Lázaro Cárdenas hasta Adolfo López Mateos, el gran Bergamín y mangantes sin escrúpulos, se encuentra hoy en obras de un nuevo inquilino y en el olvido. ¿LES SUENA?

Las Asociaciones de Refugiados Españoles en México le dirigieron esta carta el 6 de septiembre de 1940:

"Los que suscriben, refugiados políticos españoles y como tales titulares del patrimonio que usted como presidente de la JARE (Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles) tiene en su poder. Lejos de cumplir con aquellos deberes, la JARE, así como el Comité Técnico, han prostituido su función, distribuyendo el dinero común de modo ilícito entre los amigos y partidarios de los gestores del mismo, obligando a la masa a vivir en la más paupérrima de las miserias. Entre tanto, usted y sus parientes y amigos viven en casas suntuosas como la que usted posee en Nuevo León 103, y dilapidan crapulosamente el dinero colectivo. A cuenta del patrimonio de los refugiados, ustedes llevan una conducta en este país que hace honor a los plutócratas y terratenientes españoles contra quienes el pueblo vertió su sangre en la guerra civil".

Y a todos vosotros que seguís votando a esta panda de ladrones, os van a dejar abandonados, como siempre. ¿LES SUENA?

miércoles, 26 de mayo de 2021

SAS vs IRA

EL MISTERIO DEL BAÑO DE SANGRE PERPETRADO POR SOLDADOS DE ELITE BRITÁNICOS EN GIBRALTAR Y EN ESPAÑA POR EL GAL, SE RASGABAN LAS VESTIDURAS.

El 6 de marzo de 1988 una unidad especial británica acabó con la vida de tres terroristas en el Peñón; la acción provocó una increíble escalada de violencia conocida como:

 "Batalla de los funerales"

Servicio Aéreo Especial (SAS): el origen de los comandos que luchan contra el terrorismo en Londres. La misión secreta en la que las fuerzas especiales del SAS aniquilaron a un comando del IRA en Gibraltar. El guerrero más brutal del SAS británico: «LOS CARNICEROS DE CHURCHILL". 

«Los miembros del IRA, acribillados por tiradores de élite». Los agentes, eran los miembros del SAS (Servicio Aéreo Especial), mientras que los tiroteados eran tres terroristas del Ejército Republicano Irlandés. Hombres que, según explicó el gobierno británico, planeaban detonar un coche bomba en Gibraltar. Sin embargo, la realidad era mucho más compleja y se considera una de las misiones "top secret" del ejército "british". Lo que sabemos es que las represalias por parte del IRA fueron 14 días de atentados y golpes de mano.

Hallar el origen de esta misión requiere retroceder en el tiempo hasta septiembre 1987. Siempre según la versión oficial que se ofreció, ese fue el año en el que la policía española informó al gobierno británico de que andaba siguiendo la pista a dos activistas del "IRA Provisional" que se encontraban entre sus fronteras. Al parecer, fue entonces cuando el MI5 (el servicio de seguridad británico) estrechó el cerco y dejó caer sobre ellos un gigantesco operativo.

De esta guisa, los ingleses se enteraron de que el comando del IRA había pasado en varias ocasiones por la residencia del Gobernador británico en la región, el mismo edificio en el que se celebraba el tradicional cambio de guardia. Las piezas del puzzle no tardaron en unirse, y se aventuró la idea de que el objetivo era atentar contra la vivienda «durante el cambio de guardia que solía ser contemplado por numerosos turistas y que, por aquella época, protagonizaban los soldados del Primer Batallón Royal Anglian», el regimiento residente por aquel entonces en el Peñón y que acababa de llegar de un anterior destino en Irlanda del Norte.

Stirling, el fundador del SAS durante la Segunda Guerra Mundial

Informadas de la posibilidad, y temerosas de sufrir un atentado, las autoridades de Gibraltar terminaron solicitando ayuda a las islas. Y desde allí enviaron a un grupo del Servicio Aéreo Especial (SAS, atendiendo a sus siglas en inglés) para poner fin a aquel comando. Pero lo hicieron de forma oculta y sin dar aviso previo a la policía de la zona.

En principio, las órdenes del SAS eran colaborar con las autoridades locales para atrapar al comando del IRA. Este estaba formado por tres terroristas. Dos de ellos –Seán Savage y Daniel McCann– eran seguidos por las autoridades desde 1987, cuando fueron vistos viajando a lo largo y ancho de la Costa del Sol. El tercer miembro era una mujer (Maraid Farrel) que se había unido poco después. Los miembros de este trío, reconocidos por las autoridades inglesas como veteranos colaboradores del grupo terrorista.

A partir de este punto, las versiones sobre el hecho se cuentan por decenas. La oficial (ofrecida por las autoridades inglesas) afirma que, el 6 de abril, Savage cruzó la frontera entre España y Gibraltar en un vehículo que, después, dejó aparcado cerca del lugar en el que se solía celebrar el cambio de guardia. Este hecho, ya de por sí turbio, terminó de volverse sospechoso cuando McCann y Farrel alquilaron un vehículo cada uno y, por separado, se reunieron con su compañero en la ciudad. 

«El vehículo sospechoso que había llegado de España se hallaba en un lugar próximo a la plaza donde unidades de la guarnición militar celebraban desfiles periódicamente para resaltar el dominio británico sobre el territorio de la provincia de Cádiz».

Siempre según la versión oficial, un miembro del SAS fue enviado a examinar el vehículo y declaró que debía ser tomado como un posible coche bomba. Las autoridades inglesas se pusieron en marcha y dieron luz verde a su unidad de élite para que entrara en acción. Se autorizó a los comandos a abrir fuego contra los miembros del IRA si consideraban que su vida era puesta en riesgo. Al final, pasadas las tres y media de la tarde, se ordenó a cuatro agentes del Servicio Aéreo Especial atrapar a los presuntos terroristas, quienes dirigían sus pasos hacia la frontera.

Lo que sucedió entonces fue objeto de una investigación a fondo. Y es que, mientras el SAS se acercaba a los miembros del IRA, ocurrió el desastre debido a la triste fortuna. «Según parece, sonó una sirena de policía y todos se pusieron nerviosos». En palabras de los agentes ingleses, en ese instante McCann se dio la vuelta y clavó los ojos en uno de los soldados. «Según sus declaraciones posteriores, [el soldado] creyó que el extraño movimiento que hizo a continuación pretendía activar el detonador», añade el experto. Su reacción fue instantánea: disparó al presunto terrorista por la espalda para acabar con él. A continuación, dirigió su arma contra Farrel al considerar que iba a buscar un detonador en su bolso Su compañero del SAS apretó también el gatillo para asegurarse de que estaban muertos.

«Mientras, Savage había oído los disparos y se dio a la fuga, le dieron el alto y se detuvo. Pero […] como vieron que llevaba su mano hacia el bolsillo abrieron fuego a discreción, causándole la muerte», añade Téllez. Aquel fue el final del comando del IRA. Poco después, los miembros del SAS se identificaron antes las autoridades de Gibraltar y dejaron el caso en sus manos. Su trabajo había acabado.

De cara a la opinión pública, el Ministro de Asuntos Exteriores explicó que los miembros del SAS habían acabado con las vidas de sus enemigos al sentirse amenazados y para salvar su vida. Caso cerrado... ¿O no?

Por si esta misión secreta no hubiera salido ya bastante mal de por sí, la sombra de la duda no tardó en cernirse sobre el SAS. Y es que, los comandos fueron acusados de perpetrar una "guerra sucia" contra el IRA y haber atacado a estos tres miembros sin razón. Esta versión se extendió en pocas horas, les suena lo mismo con GAL-ETA?. Decían, quienes no estaban allí ni exponiendo sus vidas, que los terroristas no portaban armas encima en el momento del ataque de la unidad especial, y que el coche que había sido abandonado no tenía ni un gramo de explosivos en su interior. «La sospecha de la primera hora se convirtió poco a poco en realidad. Unos ¿testigos? tras otros afirmaron que los militares abrieron fuego sin previo aviso».

Desde Dublin se apoyó esta teoría. «Según algunos dirigentes de Dublin, la versión del auto-bomba es un invento deliberado de Londres». Los políticos de la región, así como los familiares de los fallecidos, no tardaron en señalar que el SAS podría haber detenido al comando, y que eso hubiera sido mucho más útil para la investigación.

"Sí, yo disparé"

La investigación posterior sobre el hecho no aclaró nada, más allá de señalar (según el Jurado de Gibraltar) que había sido un «homicidio justificado» (lo que absolvía a los militares). Este veredicto terminó con la paciencia de algunos implicados como el hermano de Farrel, quien declaró que el juicio había sido «una farsa» y que los soldados «habían actuado como una banda de asesinos».

Para avalar su teoría, los miembros del SAS se basaron en la declaración de sus agentes y un coche que, tan solo un día después del suceso, fue hallado en Marbella por las autoridades españolas. Un vehículo que, en palabras de los "british" era realmente el que iba a destinar el comando del IRA para atacar Gibraltar.

«El automóvil, un “Ford Fiesta” matrícula MA-2732-AJ, que contenía cinco paquetes del explosivo “sentex”, habitualmente utilizado por el Ejército Republicano Irlandés, con un peso total de 64 kilos, según fuentes de la Secretaría de Estado para la Seguridad». El vehículo era similar al que había sido colocado en la zona del posible ataque y debía ser sustituido por el blanco, en palabras de las autoridades.

Al final, y ante el descontento por el veredicto, las familias presentaron el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Este declaró que las autoridades debían haber detenido a los sospechosos en la frontera, aunque también destacó que la operación había sido tan desastrosa que el uso de la fuerza había sido casi inevitable. «El fallo del tribunal de Estrasburgo estableció que los tres nacionalistas irlandeses habían sido "muertos fuera de la ley", y condeno a Londres al pago de los costos del juicio a los familiares de las víctimas, por valor de 60.000 dólares».

Independientemente de los juicios posteriores, a nivel inmediato la operación del SAS provocó una escalada brutal de violencia que comenzó durante la inhumación de los terroristas. «En su entierro en Belfast, un miembro de la UDA (la Asociación de Defensa del Ulster) disparó a los asistentes y arrojó varias granadas matando a tres personas».

Aquel fue solo el comienzo de la denominada 'Batalla de los funerales'. Y es que, en el cortejo fúnebre de una de aquellas nuevas víctimas volvió a ocurrir el desastre. «Un vehículo con dos miembros del ejército británico avanzó en dirección opuesta a la marcha. Algunos participantes, pensando que se trataba de un nuevo ataque 'lealista', rodearon el vehículo, lincharon a sus ocupantes y se los llevaron de la escena para matarlos».

domingo, 16 de mayo de 2021

OJITO, QUE ESTO ESTA EN NUESTRA PUERTA

DESPUÉS DE LA CARTA DE LOS GENERALES RETIRADOS Y LOS MILITARES, UN CENTENAR DE EX-POLICIAS ESCRIBEN A MACRON, ADVIRTIENDOLE DE LA "INSEGURIDAD" EN FRANCIA.

Más de 90 ex-policías franceses han escrito una carta abierta al presidente Emmanuel Macron en la que advierten a las autoridades sobre "la inseguridad y el comunitarismo" en el país. Su mensaje sigue a dos llamamientos similares realizados por militares en activo y generales retirados.


En su misiva, los ex-policías piden a la clase política que "haga todo lo posible para acabar con la gravísima situación que atraviesa Francia en materia de seguridad y tranquilidad pública". Firmada por 23.000 personas, la carta también pide "tomar medidas efectivas para recuperar nuestro país".


Según los signatarios, en algunas regiones de Francia no se cumplen las leyes y "la autoridad del Estado se ve socavada por minorías violentas". Ante esta situación, los ex-oficiales recuerdan al Gobierno de Macron que "la Policía y los gendarmes son los protectores de nuestras instituciones" y "son la piedra angular de todas nuestras libertades", porque "sin seguridad, no hay libertades".



Si bien se niegan a que "las Fuerzas Armadas reemplacen [a la Policía] para evitar una guerra civil", los firmantes creen que "el miedo debe cambiar de bando" y piden una respuesta penal "adaptada de tal manera que las condenas se cumplan efectivamente".

"GUERRA CIVIL"

Anteriormente, un grupo de militares franceses en activo se pronunció en apoyo de una carta abierta escrita por generales retirados a las autoridades de Francia advirtiendo sobre el riesgo de una guerra civil. Los militares denunciaron un aumento de la violencia en las ciudades y pueblos del país y que "el odio a Francia y a su historia se está convirtiendo en norma".


La primera carta de los generales franceses retirados advirtiendo del peligro de una guerra civil fue publicada en abril. Los firmantes señalaban en su misiva la amenaza que suponen "el islamismo y las hordas de los suburbios" para el país. También amenazaron con intervenir ante el "creciente caos" que, según ellos, reina en Francia y que puede llevar a "la desintegración" de la nación.


miércoles, 3 de febrero de 2021

GENERAL DE BRIGADA Y CABALLERO

EL HONOR, NADIE SE LO HA PODIDO QUITAR Y LA GLORIA SE LA SEGUIMOS DANDO  SUS SUBORDINADOS

El general de la Guardia Civil, Enrique Rodríguez Galindo, se encuentra internado en la UCI de un hospital de Zaragoza aquejado de coronavirus. Ingresó hace unos quince días y hasta ayer se había mantenido en planta, según medios próximos a la familia, que preferían mantener el asunto en un ámbito de discreción y que reciben en estos días constantes muestras de apoyo de compañeros y amigos.


Los médicos que le atienden, dada la afección coronaria que padece, han optado por someterle a un coma inducido con el fin de realizar un mejor tratamiento de la enfermedad.


Galindo es uno de los referentes de la lucha contra la banda terrorista ETA desde el cuartel de Inchaurrondo, en San Sebastián, al que llegó como comandante en 1980 para hacerse cargo de labores de Tráfico y pasar al Servicio de Información, unidad que mandó hasta que fue ascendido a general.


Ese año, junto con el anterior, forman parte de los llamados “años de plomo”, con balance aterrador de víctimas causadas por ETA. No era infrecuente que en el entierro de un fallecido se recibiera la noticia de un nuevo atentado.


Eran años de pesimismo entre las autoridades de la Nación ante lo que se creía una organización criminal a la que se consideraba poco menos que invencible. Sin embargo, Galindo al frente de sus hombres y con el principio claro de la “voluntad de vencer” iniciaron un trabajo, silencioso y constante, que con el paso de los años daría sus frutos.


Había poblaciones en las que, además del “comando” de ilegales (fichados) que actuaba en la zona, existían varias células de “legales” (no fichados) en cada localidad. El trabajo que había que abordar parecía imposible, pero se logró.


Son muchas las operaciones que dirigió Galindo, pero cabe destacar algunas por su especial importancia:

--Desarticulación, en 1984 del “comando Donosti” y la detención de 34 terroristas, entre los que se encontraba su jefe, Jesús María Zabarte, “Carnicero de Mondragón” y “Garratz”, autor de 20 atentados y 17 asesinatos. Se trató de una operación de información pura y el seguimiento, durante tiempo, de varios indicios que llevaron hasta el piso donde se escondía la célula. Dos de los etarras murieron, pero Zabarte, que se había escondido tras un espejo, optó por entregarse en calzoncillos. Su declaración, extensa y pormenorizada, permitió conocer con todo detalle la estructura de la banda en Francia, nombre de los jefes de cada uno de los “aparatos”, sistemas de funcionamiento. El Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) había dado un paso de gigante al tiempo que dejaba fuera de funcionamiento una de las células más peligrosas y sanguinarias.


--Desarticulación en 1987 del “comando Gohierri” y detención de José Antonio López Ruiz, “Kubati”. La llamada operación “Akaitz”,el nombre del hijo de la cabecilla etarra Dolores González Catarain, “Yoyes”, en cuya presencia fue asesinada por este individuo, fue un prodigio de ingenio y de trabajo. Por investigaciones realizadas en Inchaurrondo, se supo que uno de los “laguntzailes” (colaboradores) de la célula iba a recibir una llamada de “Kubati”. No había entonces teléfonos móviles y los etarras utilizaban las cabinas. Galindo ordenó controlar todas las que había en la provincia de Guipúzcoa y, en una de ellas, fue capturado cuando hacía la citada llamada. Su declaración, también extensa, sirvió para esclarecer varios crímenes y obtener valiosa información sobre ETA.


--Comando Eibar. La desarticulación de esta célula tuvo una gran importancia en sí misma. pero fue capital para otras operaciones que se desarrollaron después, entre ellas la de Bidart. Los integrantes de la célula se encontraban escondidos en el piso de un laguntzaile, Luis Casares Pardo, en Placencia de las Armas, hoy Soraluce, y, según todos los indicios, no tuvieron un comportamiento adecuado con su mujer y su hija, lo que le llevó a ponerse en contacto con las autoridades, en concreto con Galindo, para indicarle donde estaban los pistoleros . La operación de captura fue complicada porque ETA había anunciado una y tregua y la Guardia civil de Inchaurrondo estaba atada de pies y manos. Los agentes lograron, en cualquier caso, que los etarras no pudieran acudir a la cita con un camión que los iba a llevar de vuelta a Francia. El SIGC habá logrado el círculo completo. Un colaborador dentro de ETA, el “comando”, que fue desarticulado y el medio de transporte con el que pasaban la frontera. Galindo dejó que Casares “escapara” a tierra gala y allí jugó un papel importante.


-- Comando Araba. En septiembre, el camionero fue a recoger a los integrantes de esta célula, que fueron interceptados en el peaje de Fuenterrabía. Pese a que se les conminó a que se entregaran, sólo lo hizo uno, Juan Carlos Arruti, “Paterra” y los otros dos murieron en el tiroteo o víctimas de sus propias bombas. La declaración de Paterra, extensísima, permitió aclarar numerosos atentados.


Mientras, Casares seguía en Francia y Galindo, con la sola escolta de su chófer, acudía a entrevistarse con él a un pueblecito cercano al Santuario de Lourdes. Era un hombre sencillo, que no quería coger todo el dinero con el que el Estado español quería premiar su labor y que daba muchas informaciones, cuyo valor desconocía; entre ellas, la cita de un “comando” en formación, que preparaba una fuga de etarras, con el entonces jefe del “aparato político”, José Luis Álvarez Santacristina, “Txelis”. La pista para dar con la cúpula de ETA, de la que también formaban parte Francisco Múgica, “Pakito”; Y José Arregui, “Fiti”, estaba en manos de la Guardia Civil y fue cuestión de tiempo que se diera con ella.


--Operación de Bidart, marzo de 1992. ETA planeaba una serie de atentados para enturbiar los acontecimientos que iban a tener lugar ese año en España, entre ellos los Juegos Olímpicos y la Expo. Tras semanas de seguimiento de “Txelis”, la Guardia Civil consiguió centrar a la cúpula en el caserío Xilocan de Bidart y la Policía Judicial francesa pudo detenerlos. Era el comienzo del final de ETA.


Hubo otras muchas operaciones dirigidas por Galindo. En 2000 fue condenado por, según decía la sentencia, haber ordenado el secuestro y asesinato de los etarras Lasa y zabala. Él siempre defendió su inocencia y, cómo preguntó en el juicio, ¿Quién nos ha visto torturar, quién nos ha visto matar?. Nadie contestó. Se le privó de una de las cosas que más amaba, su uniforme, su condición de militar. Pese a una masiva petición de indulto, la pena se mantuvo. El premio a tantos años de trabajo para velar por la paz y seguridad de todos los españoles.


Galindo defendió un final dialogo con ETA cuando la banda, gracias a las operaciones policiales, hubiera estado reducida a la mínima expresión, sin ninguna operatividad, para dar una salida al problema. Él mismo se entrevistó con algunos dirigentes etarras, como Domingo Iturbe, “Txomin”. Al final, se logró vencer operativamente a la organización criminal, pero las cosas se hicieron al revés. Se ofreció el triunfo a su brazo político y los resultados son hoy de todos conocidos.

Ahora le toca luchar contra una enfermedad que ha afectado a tantos otros españoles.