HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

miércoles, 3 de febrero de 2021

GENERAL DE BRIGADA Y CABALLERO

EL HONOR, NADIE SE LO HA PODIDO QUITAR Y LA GLORIA SE LA SEGUIMOS DANDO  SUS SUBORDINADOS

El general de la Guardia Civil, Enrique Rodríguez Galindo, se encuentra internado en la UCI de un hospital de Zaragoza aquejado de coronavirus. Ingresó hace unos quince días y hasta ayer se había mantenido en planta, según medios próximos a la familia, que preferían mantener el asunto en un ámbito de discreción y que reciben en estos días constantes muestras de apoyo de compañeros y amigos.


Los médicos que le atienden, dada la afección coronaria que padece, han optado por someterle a un coma inducido con el fin de realizar un mejor tratamiento de la enfermedad.


Galindo es uno de los referentes de la lucha contra la banda terrorista ETA desde el cuartel de Inchaurrondo, en San Sebastián, al que llegó como comandante en 1980 para hacerse cargo de labores de Tráfico y pasar al Servicio de Información, unidad que mandó hasta que fue ascendido a general.


Ese año, junto con el anterior, forman parte de los llamados “años de plomo”, con balance aterrador de víctimas causadas por ETA. No era infrecuente que en el entierro de un fallecido se recibiera la noticia de un nuevo atentado.


Eran años de pesimismo entre las autoridades de la Nación ante lo que se creía una organización criminal a la que se consideraba poco menos que invencible. Sin embargo, Galindo al frente de sus hombres y con el principio claro de la “voluntad de vencer” iniciaron un trabajo, silencioso y constante, que con el paso de los años daría sus frutos.


Había poblaciones en las que, además del “comando” de ilegales (fichados) que actuaba en la zona, existían varias células de “legales” (no fichados) en cada localidad. El trabajo que había que abordar parecía imposible, pero se logró.


Son muchas las operaciones que dirigió Galindo, pero cabe destacar algunas por su especial importancia:

--Desarticulación, en 1984 del “comando Donosti” y la detención de 34 terroristas, entre los que se encontraba su jefe, Jesús María Zabarte, “Carnicero de Mondragón” y “Garratz”, autor de 20 atentados y 17 asesinatos. Se trató de una operación de información pura y el seguimiento, durante tiempo, de varios indicios que llevaron hasta el piso donde se escondía la célula. Dos de los etarras murieron, pero Zabarte, que se había escondido tras un espejo, optó por entregarse en calzoncillos. Su declaración, extensa y pormenorizada, permitió conocer con todo detalle la estructura de la banda en Francia, nombre de los jefes de cada uno de los “aparatos”, sistemas de funcionamiento. El Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) había dado un paso de gigante al tiempo que dejaba fuera de funcionamiento una de las células más peligrosas y sanguinarias.


--Desarticulación en 1987 del “comando Gohierri” y detención de José Antonio López Ruiz, “Kubati”. La llamada operación “Akaitz”,el nombre del hijo de la cabecilla etarra Dolores González Catarain, “Yoyes”, en cuya presencia fue asesinada por este individuo, fue un prodigio de ingenio y de trabajo. Por investigaciones realizadas en Inchaurrondo, se supo que uno de los “laguntzailes” (colaboradores) de la célula iba a recibir una llamada de “Kubati”. No había entonces teléfonos móviles y los etarras utilizaban las cabinas. Galindo ordenó controlar todas las que había en la provincia de Guipúzcoa y, en una de ellas, fue capturado cuando hacía la citada llamada. Su declaración, también extensa, sirvió para esclarecer varios crímenes y obtener valiosa información sobre ETA.


--Comando Eibar. La desarticulación de esta célula tuvo una gran importancia en sí misma. pero fue capital para otras operaciones que se desarrollaron después, entre ellas la de Bidart. Los integrantes de la célula se encontraban escondidos en el piso de un laguntzaile, Luis Casares Pardo, en Placencia de las Armas, hoy Soraluce, y, según todos los indicios, no tuvieron un comportamiento adecuado con su mujer y su hija, lo que le llevó a ponerse en contacto con las autoridades, en concreto con Galindo, para indicarle donde estaban los pistoleros . La operación de captura fue complicada porque ETA había anunciado una y tregua y la Guardia civil de Inchaurrondo estaba atada de pies y manos. Los agentes lograron, en cualquier caso, que los etarras no pudieran acudir a la cita con un camión que los iba a llevar de vuelta a Francia. El SIGC habá logrado el círculo completo. Un colaborador dentro de ETA, el “comando”, que fue desarticulado y el medio de transporte con el que pasaban la frontera. Galindo dejó que Casares “escapara” a tierra gala y allí jugó un papel importante.


-- Comando Araba. En septiembre, el camionero fue a recoger a los integrantes de esta célula, que fueron interceptados en el peaje de Fuenterrabía. Pese a que se les conminó a que se entregaran, sólo lo hizo uno, Juan Carlos Arruti, “Paterra” y los otros dos murieron en el tiroteo o víctimas de sus propias bombas. La declaración de Paterra, extensísima, permitió aclarar numerosos atentados.


Mientras, Casares seguía en Francia y Galindo, con la sola escolta de su chófer, acudía a entrevistarse con él a un pueblecito cercano al Santuario de Lourdes. Era un hombre sencillo, que no quería coger todo el dinero con el que el Estado español quería premiar su labor y que daba muchas informaciones, cuyo valor desconocía; entre ellas, la cita de un “comando” en formación, que preparaba una fuga de etarras, con el entonces jefe del “aparato político”, José Luis Álvarez Santacristina, “Txelis”. La pista para dar con la cúpula de ETA, de la que también formaban parte Francisco Múgica, “Pakito”; Y José Arregui, “Fiti”, estaba en manos de la Guardia Civil y fue cuestión de tiempo que se diera con ella.


--Operación de Bidart, marzo de 1992. ETA planeaba una serie de atentados para enturbiar los acontecimientos que iban a tener lugar ese año en España, entre ellos los Juegos Olímpicos y la Expo. Tras semanas de seguimiento de “Txelis”, la Guardia Civil consiguió centrar a la cúpula en el caserío Xilocan de Bidart y la Policía Judicial francesa pudo detenerlos. Era el comienzo del final de ETA.


Hubo otras muchas operaciones dirigidas por Galindo. En 2000 fue condenado por, según decía la sentencia, haber ordenado el secuestro y asesinato de los etarras Lasa y zabala. Él siempre defendió su inocencia y, cómo preguntó en el juicio, ¿Quién nos ha visto torturar, quién nos ha visto matar?. Nadie contestó. Se le privó de una de las cosas que más amaba, su uniforme, su condición de militar. Pese a una masiva petición de indulto, la pena se mantuvo. El premio a tantos años de trabajo para velar por la paz y seguridad de todos los españoles.


Galindo defendió un final dialogo con ETA cuando la banda, gracias a las operaciones policiales, hubiera estado reducida a la mínima expresión, sin ninguna operatividad, para dar una salida al problema. Él mismo se entrevistó con algunos dirigentes etarras, como Domingo Iturbe, “Txomin”. Al final, se logró vencer operativamente a la organización criminal, pero las cosas se hicieron al revés. Se ofreció el triunfo a su brazo político y los resultados son hoy de todos conocidos.

Ahora le toca luchar contra una enfermedad que ha afectado a tantos otros españoles.

miércoles, 15 de julio de 2020

FOTO CON HISTORIA

NUESTRO COLABORADOR Y EXPLORADOR EN LA BÚSQUEDA DE COMPAÑEROS OLVIDADOS, NOS ENVÍA UNA NUEVA IMAGEN DESDE EL CEMENTERIO DE CULLERA (Valencia)
Cementerio de Cullera (Valencia)
PD: Si ponéis "FOTOS CON HISTORIA",  en el buscador del blog, encontraréis multitud de localizaciones e identificaciones.

lunes, 13 de julio de 2020

ROBAR Y ROBAR, SIEMPRE ROBANDO

POR GASTAR DINERO DE LA GASOLINA EN COMPRAR DOS BUJÍAS PARA LA MOTO DE SERVICIO, A MÁS DE UN GUARDIA, LO HAN EXPULSADO DE LA AGRUPACIÓN DE TRAFICO. UN EJEMPLO, SUBSECTOR DE ALAVA, AÑO 1983. 

La trama de Guardia Civil vendió mascarillas de dotación a una farmacia «Expediente mascarillas 2020». Es uno de los expedientes de contratación bajo la lupa del Servicio de Asuntos Internos (SAI) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anti-corrupción, que la semana pasada detuvieron a nueve personas -entre ellas un coronel, un teniente coronel y un subteniente- por manipular contratos públicos del Instituto Armado para adjudicarlos a determinadas empresas. Actuaban en connivencia con ellas y a cambio de supuestos beneficios económicos, en forma de comisiones o dádivas.

El expediente mascarillas 2020 es uno de los analizados y aunque de escasa cuantía resulta revelador de la actuación de los funcionarios públicos, en concreto de la del coronel Juan Antonio Maroto, jefe del servicio de Abastecimiento (Sabas) del Cuerpo desde abril de 2015. A finales de febrero de este año, en plena escasez de material sanitario, Maroto ordenó a un subordinado que cogiese del depósito oficial del almacén de abastecimiento y le entregase 100 mascarillas higiénicas de las de dotación que iban destinadas a las unidades operativas.

«¿A cuánto me las cobras?»

¿Para qué las quería? Las intervenciones telefónicas lo aclararon. El 26 de febrero recibió una llamada de una farmacéutica de La Rozas (Madrid), donde él reside, en la que ella le agradecía las mascarillas. «¿A cuánto te... a cuánto me las cobras?», le preguntó la mujer, quien añadió: «Tú sácate lo tuyo igual que yo me voy a sacar lo mío». Maroto desistió la oferta. Luego le dijo que cada una valía 1,39 más IVA. La farmacéutica le pidió más. «Ya no puedo hasta el lunes», fue su respuesta. Al día siguiente, el coronel le anunció que le llevaba más mascarillas, pero de una calidad superior a las 100 entregadas aunque no sabía el precio. Ella sugiere que si un euro más por unidad será suficiente. «Sí, te llega, te llega», responde el mando.

En el atestado de Asuntos Internos, figuran contratos de todo tipo relacionados con ropa, uniformes, botas, trajes especializados y las concesiones a empresas como El Corte Inglés, Manufacturas Aura o Iturri -hay seis directivos detenidos de momento-. Varios de esos expedientes son de este año y tienen relación con el escaso material sanitario: mascarillas y gel, sobre todo.

El 13 de marzo, un día antes del estado de alarma, desde la empresa Iturri se manda un presupuesto al Sabas para 9.000 mascarillas FFP3 por valor de 49.876,20 euros. El comercial que mandó ese correo gestionó en enero un viaje para el coronel y su mujer a La Rioja, donde fueron supuestamente agasajados por varios empresarios. Tras varios mensajes cruzados, donde desde Abastecimiento se les daban indicaciones concretas de cómo debían presentarlo, el 20 de marzo Maroto autorizó los presupuestos con números diferentes: siete lotes de 5.000 euros cada uno y otro de 15.000 euros. Iturri le ofreció ese mismo día termómetros infrarrojos a distancia; pidieron 65 y dos presupuestos debido a su precio.

«No te las voy a poder comprar»

El 18 de mayo se publicó el anuncio de adjudicación de mascarillas FFP2 o equivalente por importe de 1.499.970,45 euros. Fue un procedimiento de urgencia por el Covid-19 que también se adjudicó a la empresa Iturri. Habían concurrido once empresas; el Sabas solo consideró adecuadas dos al inicio del expediente: Iturri y Coolwell. Fue el propio coronel, según la investigación, el que llamó al responsable de negocio de Iturri (también detenido) a principios de abril; le pidió que le bajara las mascarillas de 3,80 a 2,80 euros y le compraría una cantidad por un millón de euros. No solo eso, sino que le dio el nombre y los precios ofertados por el resto de concursantes. «No te las voy a poder comprar si no bajas más abajo, porque es que me están diciendo eso».

En mitad del procedimiento apareció otra empresa, I-4S, con la que contactó el teniente coronel Martín Altube, segundo de Maroto y destinado en Abastecimiento desde el año 2000. LINK Él la incluyó en los candidatos tras una llamada. Pese a que otro superior, ajeno a los hechos, le indicó que comprara la mitad a cada uno, Altube defendió la posición de Iturri: «Nos lo ha bajado a 3,30 y sabemos que es seria». Para defender a su «candidato», los mandos alegaron que la homologación de la otra empresa no servía, que estaba «falseada por los propios chinos» (era incierto) y con ese pretexto se acabó considerando a Iturri la única adecuada. No jugó en contra que el precio de las mascarillas pasó de 999.927,06 euros a 1.499.070,45.

Son algunos ejemplos de una forma habitual de actuación que se produce desde hace más de una década. Los investigados aplicaron distintas técnicas o estrategias en las licitaciones irregulares, según el atestado del Servicio de Asuntos Internos: fijación de precios, ofertas encubiertas, cobro por posturas y rotación del ganador. Unas no excluían a otras. La fijación de precios consistía en que los empresarios investigados escogían a quién le sería adjudicado el contrato y a qué precio, de forma que el resto presentaba ofertas por encima de ese importe y esperaba su turno.

Los pactos tenían como objetivo presentar ofertas en las que un competidor licitaba con un presupuesto ya conocido y elevado como para ser aceptado (ofertas encubiertas). El acuerdo fijaba un mecanismo de cobro de las presuntas «comisiones», luego el beneficio se repartía entre los que habían participado (cobro por posturas). Finalmente, la última estrategia consistía en que el ganador del concurso rotaba, es decir, había turnos, de forma que todas han sido adjudicatarias de algún contrato público.

Con estos elementos la juez de guardia envió el viernes a prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros al coronel y al teniente coronel.

domingo, 12 de julio de 2020

¿HASTA CUANDO? COBARDES

"QUE CASUAL, QUE CASUALMENTE, PASEN TANTAS CASUALIDADES. MARZO DE 1844 A MARZO DE 2020".

Siempre se ha llevado en España la postvalentía, o sea, la cobardía más hipócrita. Hoy no existe un solo hecho que motive la abdicación de Felipe VI y sí muchos para proteger la institución, se sea o no monárquico, discusión que en España está desnaturalizada, como casi todo últimamente, por la Guerra Civil.

Recuerdo, recién salido de la Academia Militar, que nos habían dado un permiso de quince días y nueve días más para incorporarnos a nuestros destinos. Por aquellos años el Jefe del Estado, andaba con unas gripes, como todo hijo de vecino. Y ya en casa disfrutando del permiso, solo habían pasado 24 horas, cuando aparece un compañero de la Guardia Civil para comunicarme que debía incorporarme “de inmediato” a mi destino. Y a coger un avión de Aviado para volar hacia mi destino.

El pasaje del avión estaba compuesto de militares uniformados, más del 80%. Y me tocó sentarme junto a un Brigada de la Guardia Civil, con el que mantuve una charla de aproximadamente dos horas que duraba el vuelo. Un Guardia Civil que sobrepasaba de largo los cincuenta años de edad y con un bagaje profesional, impresionante.

Claro, mi primera pregunta, lógicamente fue, “QUE OCURRE, PARA TANTA PREOCUPACIÓN”. Sencillamente, que el Caudillo estaba pachucho y en esos casos “saltan las alarmas”, en evitación de posibles altercados públicos, de elementos subversivos que aprovechan estas situaciones. Así que todos “acuartelados” y en “prevengan”. Así de sencillo me lo explicó. Añadiendo a continuación, “DISCIPLINA”, solo eso, “DISCIPLINA”.

Claro, las dudas de esa situación militar, me invadían y adelantándose a mis preguntas, me aclaro muchas y de un golpe. España nos guste o no nos guste, esta militarizada en el 100% de su totalidad. Todos los pueblos de España que tengan ayuntamiento, tienen una Casa-Cuartel de la Guardia Civil, por lo tanto existe un Comandante Militar de cada Plaza y en este caso de “acuartelamiento”, todas las localidades españolas están vigiladas. Lo mismo ocurre en las localidades grandes, que están cubiertas militarmente por la Policía Armada. 

Eso no significa que la vida social y económica del resto de los ciudadanos, no militares, se vea subyugada a la militar. Cada cual se dedica a cumplir con sus obligaciones. La Guardia Civil y la Policía Armada, cumplen con sus obligaciones policiales y en momentos como este, cumplen con ambas, patrullando las calles y dando protección a la sociedad. En pocas palabras, a una orden se cubre policialmente toda España. Cosa que impide la destrucción política de España, defendiendo nuestra paz y al que no le guste que se marche, es lo que hay y ya muchos países quisieran desarrollarse políticamente como España. El viaje se me hizo corto, pero la lección de realidad, disciplina, amor y defensa de nuestra sociedad, acompañada del “HONOR” en vestir este sagrado uniforme, nunca se me han olvidado.

Ahora, con el paso de los años, compruebo que toda aquella lección o “ACADEMIA DIARIA”, era la realidad. Me dejó muy claro que para destruir España, hay que destruir a la GUARDIA CIVIL, que son el cimiento ideado por el Duque de Ahumada y promulgado así, el 28 de marzo de 1844, se produce el momento histórico de la creación oficial de la Guardia Civil cuando, por Real Decreto, se crea un “cuerpo especial de fuerza armada de Infantería y Caballería”, bajo la dependencia del Ministerio de la Gobernación y con “la denominación de Guardias Civiles”, firmado por el Primer Ministro de España el General Ramón María Narváez y Campos, Ministro de la Guerra, cumpliendo el mandato Real de SSMM. Por todo esto, el 28 de marzo de 1844, hace exactamente 176 años, SS.MM. LA REINA ISABEL II firmó un Real Decreto que llevaría a la creación de la Guardia Civil en España. La vida da muchas vueltas y en estos inciertos años en que todo parece rondar, eso que han decidido denominar “feminismo”, justamente la GUARDIA CIVIL, la crea una mujer. Cosa de la vida.

Y, ¿cómo destruir España?, sencillamente poco a poco hasta que se le dé la estocada del “descabello”, cual toro moribundo, en la plaza nacional y a la vista de todos, ante la inoperancia de quienes “juraron defenderla, hasta la última gota de su sangre”, palabras, solo palabras.

Desde el minuto uno, de eso que llaman la transición democrática del 78 o régimen del 78, se empezó a atacar los cimientos de la Guardia Civil, impidiendo que los ascensos a partir de Comandante, continuarán utilizando la “ESCALILLA”, ahora a partir de ese grado, solo se asciende a dedo del político que corresponda y nombrando a un civil como su DIRECTOR GENERAL. Un tal LUIS ROLDÁN, que saqueó todo lo construido personalmente por los Guardias Civiles. Todos los organismos que no dependían del estado, y que se mantenían con las cuotas personales de su GUARDIAS CIVILES, con "NUESTRO DINERO" con "NUESTROS AHORROS", fueron desmantelados y el dinero junto con los bienes inmuebles desaparecidos. Hablo de los Colegios de los Huérfanos, Mutua Benéfica, Colegio Infanta María Teresa, Asociacion Pro-Huerfanos de la Guardia Civil, etc, etc...

En 1879 el número de huérfanos eran tan grande que el término “compañía” quedaba pequeño. Una Orden de octubre de 1879 disponía que pasará a denominarse “Comandancia de Guardias Jóvenes“. Paralelamente se le daba el nombre de “Colegio”, lo que determinaría que en el futuro predominara el nombre de “Colegio de Guardias Jóvenes”. Así, el 12 de enero se crea lo que sería la Asociación Pro-huérfanos del Cuerpo, integrada por la totalidad de sus miembros, que satisfarían una cuota mensual destinada a la atención de los hijos de los compañeros fallecidos.

También se crea un “asilo de huérfanas“, que se establece en la finca “El Juncarejo“, próxima a Valdemoro, donada por el Marqués de Vallejo, de quien recibiría su nombre. Las obras para la construcción de este centro fueron inauguradas por S.M. Alfonso XII el 19 de junio de 1880. 

El 17 de noviembre de 1935, se produce una situación insólita. El médico sevillano don Pedro Ruiz Prieto donó en vida un millón de pesetas, en títulos de deuda de la Guardia Civil, para manutención de huérfanos del cuerpo. La prensa de la época lo tituló “Rasgo de un gran español”. La “Residencia Camilo Alonso Vega” era un internado especial para hijos del cuerpo residentes en provincias y que desearan cursar estudios en Madrid. Hoy sigue con el mismo espíritu y muchos alumnos, veremos cuánto durará.

Las viudas y huérfanas de los Guardias, podían ingresar en un Departamento Interno, para el servicio especial, denominado “MATRONAS”, que dieron un gran resultado cubriendo esas necesidades especiales en ayuda a sus compañeros. Departamento que ha sido desmantelado y borrado del mapa, con un sencillo “SE ACABÓ”. No se ha tenido ni la deferencia o decencia de hacerles un homenaje a todas esas “MATRONAS DE LA GUARDIA CIVIL”, tampoco es algo que se pueda esperar de las “Jefecillas” esas que pululan por los pasillos blandiendo su feminismo. Sencillamente, la familiaridad y el compañerismo brillan por su ausencia, ahora se piensa más en personalismo e ideales políticos, que en el servicio a España. El adoctrinamiento político, dentro de la Dirección General, es algo que se palpa en el ambiente. El que quiera verlo, que lo vea.
ORGÍAS DENTRO DEL ACUARTELAMIENTO DE LA DIRECCIÓN GENERAL.

El tal LUIS ROLDÁN , se acompañó en su acoso y derribo a la familia de la GUARDIA CIVIL, acabando con las denominadas CASAS CUARTELES, nudo gordiano de nuestra existencia. Con el cuento de que había que concentrar las fuerzas para mejorar el servicio, lo que consiguió fue dejar total libertad a los enemigos de la Ley, que campaban y campan a su aire por esta piel de toro.

Han seguido Teniendo el mando de la Guardia Civil, políticos del tres al cuarto, que solo han continuado con su destrucción y ahora rematan  el gran logro de haber puesto al mando, a una mujer, con lo que se cumplen las cuotas, ella mismo lo ha dicho públicamente, soy una socialista de cuota, para cubrir el expediente de cuota.

Con la Policía Armada les ha sido mucho más fácil su destrucción, la desmilitarización de un golpe. Sus mandos provenían directamente del Ejército y sencillamente se les devolvió al mismo, sin contemplaciones y ahora tenemos un CUERPO NACIONAL DE POLICÍA, lleno de diferentes sindicatos, que ni entre ellos se ponen de acuerdo y sirven para el provecho de la política, cumpliendose aquello de “A RÍO REVUELTO, GANANCIAS DE PESCADORES”.

Es llave que abre la puerta de la amistad, faena el amor y es luz que nos saca del oscurantismo materialista, en el que vivimos la más negra de las ignorancias. Nuestra actual sociedad y el ascendente materialismo han colocado la comodidad, el dinero y la imagen por delante de la búsqueda de otros valores que pudieran determinar nuestra existencia. ¿Qué ha pasado con la generosidad? Con aquella capacidad del corazón que despertaba la necesidad de ayudar a los demás, de entregar parte de nuestro tiempo, de aquel GUARDIA CIVIL. Algo grave ocurre, cuando una sociedad a la que nos entregamos desinteresadamente, nos juzga con dobles intenciones.

Está sucediendo delante de nuestros ojos y casi nadie con responsabilidad para frenarlo lo hace con la debida seriedad. Lo del gobierno social-comunista es sencillamente, sota, caballo y rey; cuando no es Franco o la Iglesia, es la Monarquía.

Se queja Iglesias de que la monarquía basa su legitimidad en la filiación. Y nos lo dice aquel que coloca en puestos de responsabilidad a todo el que le apetece aunque carezca de preparación alguna para ello. ¿O es que la ministra de Igualdad, su compañera sentimental, puede demostrar alguna experiencia como para desempeñar su cargo?

Hoy en día cualquier pueblucho se puede alzar contra el poder constituido y no tiene ninguna fuerza policias que se enfrente a esa revolución. Ahora multiplica esa revolución local por cuantos pueblos tiene España y comprobarás que estamos atados de pies y manos. 

Ya hay medios de comunicación haciendo encuestas sobre monarquía o república que convertirán en grandes titulares con pretensión informativa. Al menos podrían afinar algo más en la pregunta: ¿Qué prefieren, monarquía parlamentaria o comunismo?. William Shakespeare haría famosa la frase nunca pronunciada, «¡Cuídate de los idus de marzo!», en su obra de teatro «Julio César»:


"QUE CASUAL, QUE CASUALMENTE, PASEN TANTAS CASUALIDADES".
MARZO DE 1844 A MARZO DE 2020



martes, 23 de junio de 2020

POLICÍA POLÍTICA

LA VERDAD DUELE, PERO ES LA QUE ES, MIENTRAS CALLÁIS COMO PUTAS CON LA BOCA OCUPADA.

Estamos asistiendo en silencio, a la destrucción de nuestra sociedad, por el mismo sistema politico "social-comunista" que ya lo hizo en los años treinta del siglo pasado. Claro, la sorpresa no es nueva, esta vez lo han puesto en marcha de otra manera y han tenido 40 y pocos años, para destruir los cimientos de una sociedad, donde el imbécil y el analfabeto, se transforma en el rey de cualquier comunidad de vecinos.

Se ha demostrado que los socialistas actuales han sacado su vena comunista y se han unido para formar gobierno con comunistas de pura cepa. También se ha demostrado como un ministro del interior ha dado ordenes políticas a la Guardia Civil, para que investigue, por ahora, a todo el que se manifiesta en contra del ideario politico vigente en este gobierno. Se ha demostrado, pero les da igual, se saben fuertes y nadie dimite por haber roto con el sistema democrático que nos dimos en eso que se llamaba Constitución del 78 y ya es un manojo de papeles colgando de un clavo en cualquier retrete de España.

Y ¿a quien imita bien y fielmente el MARLASCA (sin K)?, sencillamente a un tal INDALECIO PRIETO, político español del PSOE, que se escapo de España en el ultimo momento, para refugiarse en México, donde vivió a cuerpo de rey hasta su muerte en 1962. Y ¿de que vivió durante esos 24 años?, muy fácil, del dinero robado y sacado de España, mientras fue Ministro de la República Española con diferentes carteras, como la de Hacienda, Obras Públicas, Marina y Aire y Defensa Nacional, justamente las que mas dinero movían en los presupuestos generales. 

Defendió a ultranza la politización del ejército de la Segunda República, así como el control desde la cúpula de los partidos de las decisiones castrenses y de los mismos soldados, a través de la figura de los comisarios políticos. Decía que el ejército republicano tiene que ser compacto y homogéneo. Junto a los mandos es preciso situar el responsable político. Defiende la fundación del Comisariado General de Guerra; una institución nacida al calor de los consejeros de la Unión Soviética y que, en palabras de altos oficiales de la Segunda República como Jesús Pérez Salas, se convirtió en un medio para que los altos mandos comunistas se apoderaran de las fuerzas armadas y transformaron las trincheras en «campos de propaganda» ejercer un control de índole político-social sobre los soldados, milicianos y demás fuerzas armadas al servicio de la República, así como lograr una «coordinación entre los mandos militares y las masas combatientes, encaminada al mejor aprovechamiento de la eficiencia de las citadas fuerzas. Todo ello, durante una primera etapa en la que las milicias se habían transformado en unidades protagonistas dentro de los contingentes de la Segunda República.

La «acción de este Comisariado se extenderá a todo el territorio sometido al gobierno legítimo de la Nación y tendrá su natural campo de desarrollo en las Diversas Divisiones, Brigadas, Regimientos, Batallones, Columnas combatientes y unidades armadas de cualquier índole». Es decir, a todo el ejército, con el objetivo de «ejercer sobre la masa de combatientes constante influencia» y «a fin de que en ningún instante se pierda la noción de cuál es el espíritu que debe animar a la totalidad de los combatientes en favor de la libertad»

«El Comisariado general de Guerra es un organismo de carácter político-social, cuyas directrices generales no podrán en manera alguna apartarse -en tanto duren las presentes circunstancias- de la necesidad de robustecer, y afirmar en las Unidades armadas del Ejército cuanto signifique anhelo defensivo de las instituciones legales y de la existencia de España como país libre». «En nuestra guerra, a todos los defectos del Comisariado vino a sumarse la lucha política en los frentes, convirtiendo las trincheras en campos de propaganda»

El Comisariado no tardó en ser copado por políticos comunistas que solo «trataban de aumentar los efectivos de su partido mediante una continua propaganda» y que «empleaban cuantos medios tenían a su alcance, desde la promesa de futuros ascensos hasta la amenaza de fusilamientos alegando delitos no cometidos» en su favor. Y eso sin olvidar que, a pesar de no disponer de formación ni criterio militar, se permitían el lujo de influir de forma directa sobre las decisiones que se tomaban sobre el campo de batalla. Tenían potestad para ello, pues debían firmar las órdenes de mando para que tuvieran validez.

INDALECIO PRIETO confirmaba con sus palabras, la realidad: «Los ejércitos de la revolución, de todas las revoluciones que han merecido el nombre de tales, han conocido períodos de absoluta y desbordante ingenuidad, de verdadera inocencia. Tropas inflamadas de ideal, de su ideal, difícilmente comprenden que no pueda ser compartido por todo el mundo. El impulso inicial de todo ejército revolucionario, su alta tensión espiritual, hace que se descuiden funciones de policía política, sencillamente esenciales. Cuanto antes se apliquen las medidas precautorias que la especial significación y el peculiar carácter de la guerra civil imponen, y más enérgicamente que en cualquier otro sitio en el frente de batalla, más reducidas quedarán las posibilidades de sabotaje del trabajo militar».

Estos social-comunistas, a dia de hoy, siguen sacando dinero de España, para hacerse el colchón con el cual vivir de por vida, si la cosa cambia en este nuevo REINO REPUBLICANO SOCIAL-COMUNISTA DE ESPAÑA. 

INDALECIO PRIETO, desde su exilio en México pasó a liderar la fracción mayoritaria del PSOE. y en 1939 fundó la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles en el exilio, de la cual se auto nombro Secretario General (JARE), sucesora del SERE. 

Desde el exilio, en Octubre de 1947, INDALECIO PRIETO, se se reunió en Londres con José María Gil-Robles, efectuó negociaciones con los monárquicos partidarios de Juan de Borbón, que culminaron con la ratificación el 29 de agosto de 1948 por parte de representantes de ambas posturas de un frágil acuerdo que se conoció como «pacto de San Juan de Luz».​ El pacto monárquico-socialista acabaría siendo formalmente abandonado en agosto de 1951. Los Borbones de tratos con los socialistas, nada nuevo a la vista de la actualidad y de casta le viene al galgo.

Falleció en Ciudad de México el 12 de febrero de 1962. ​Sus restos mortales descansan en el cementerio de Vista Alegre, en Derio, Vizcaya, en la parte que dicho cementerio tiene reservada como Cementerio Civil. Sus estatuas y monumentos riegan el suelo español.

Si has llegado hasta aquí, la pregunta que te hago es sencilla:
¿TE SUENA DE ALGO ESTOS HECHOS OCURRIDOS EN LOS AÑOS 30/40 DEL SIGLO PASADO?

jueves, 11 de junio de 2020

POLÍTICOS SIN BAJEZA

ESTO TENEMOS QUE AGUANTAR DE ESOS MANDOS POLITIZADOS, CUSTODIANDO LA CASA DEL COLETAS

«¡No habéis hecho una puta identificación! 
¡Más identificaciones, joder!» 
"¡No habéis hecho una puta identificación!
 ¡Os tengo dicho, identificar a todo Cristo! 
¡Más identificaciones, joder!"

Estamos un paso más cerca del objetivo de Pablo Iglesias, convertir a la guardia civil en un grupo de sicarios adictos a un régimen comunista similar a la narco-dictadura bolivariana, tal como hicieron allí con el ejército y la policia al cual reestructuraron como un auténtico cártel narcotraficante, el "cártel de los soles".

ADEMÁS DE TRAIDOR Y PERJURO, CHIVATO.

Y entre toda esa multitud hay un rostro que destaca especialmente: el del ex JEMAD Julio Rodríguez, nombrado el pasado fin de semana miembro de la dirección nacional de Podemos.
El que fuera flamante fichaje de Podemos en 2015, tras una negociación directa de Iglesias, está actuando como una especie de ‘relator‘ para el vicepresidente segundo de las protestas que todos los días se registran a unas decenas de metros de su vivienda.


El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, tiene ojos y oídos en las manifestaciones ciudadanas que se producen cada tarde junto a su casoplón de Galapagar: ha encargado a José Julio Rodríguez, ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y ahora jefe de Gabinete del líder de Podemos, que vigile de cerca las marchas.

La mujer de este traidor y chivato, cuando él estaba ejerciendo de JEMAD,  ofrecía sus servicios públicamente en las redes como:

Claro que si, se acostaban en la misma cama. Pueden leer el artículo que escribí sobre el tema, en esta dirección: LINK