HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

sábado, 13 de mayo de 2017

GENERAL DAVILA, TIENE USÍA, LA PIEL MUY FINA

CUANDO LOS ABUELITOS SE DEDICAN A CONTAR BATALLITAS INEXISTENTES, ESO SOLO SON CUENTOS PARA CRÍOS.
La situación, se entiende

Lo más bonito de todo esto, es que quienes solo tienen en su ficha: "VALOR: Se le supone", nunca podrán con otros, que SI tenemos, en nuestra ficha: "VALOR: RECONOCIDO ". Esas son las diferencias, entre quien cumple con su Juramento a la Bandera y quien a traicionado su juramento.


Dice MI JURAMENTO

¡Soldados!
¿Juráis a Dios y prometéis a España besando con unción su bandera,
Respetar y obedecer siempre a vuestros Jefes,
No abandonarles nunca,
Y derramar, si es preciso, en defensa del honor e independencia
de la Patria y del orden dentro de ella, hasta la última gota de vuestra
sangre?

¡Si, juramos!

.... Si así lo hacéis, la Patria os lo agradecerá y premiará, y si no,
recibiréis su desprecio y su castigo, como indignos hijos de ella.

Y el Pater.... Por obligación de mi sagrado ministerio, ruego a Dios, que a cada uno
ayude si cumple lo que jura, y si no, se lo demande.



Ante los últimos acontecimientos, siento que se nos está reclamando, cada vez con más fuerza y claridad, el Juramento, que hicimos en su día. De nada servirá nuestra vida, entendida como vocación militar, de soldado español, si no somos congruentes con el sentido, que inicialmente le dimos y con lo que juramos defender: la unidad e integridad de la Patria (y no olvidemos el alcance del sentido religioso de todo juramento). Espero que, desde cualquier situación en la que nos encontremos, Dios no permita, que asistamos a la desmembración de España, sin poder hacer nada por defenderla. ¡Dios salve a España!

Todo esto viene a cuento por un e.mail que me llegó de un post editado en el blog del general Dávila, escrito por otro general, Chicharro, ambos en la reserva, artículo en el cual, hice un comentario, que al parecer les ha sentado mal a los dos y como tienen, la "PIEL MUY FINA", censuran el comentario, aunque exponen su opinión sobre el mismo, en vez de rebatirlo.

Solo he podido recuperar de mi comentario un primer párrafo, el resto es imposible, debido a la censura del tal Dávila y es éste:




Pero, la opinión del General Chicharro, no tiene desperdicio y es ésta:
Y le voy a responder, aquí, debido a que no me permite, hacerlo en su artículo. El pasado 23 de Marzo del 2.017, YO ESTABA presente, en el Panteón Militar de Regulares 2, en el Cementerio de Melilla, mientras se enterraban los restos del GENERAL SANJURJO. Y la verdad es, que me extrañó no verles a usted ni a Dávila. Desconozco donde pudieran estar, seguramente, en algo más importante, que rendirle honores, con su presencia, a un HÉROE NACIONAL

En cuanto, a los restos del GENERAL MOLA, desconozco, a donde se los han llevado sus familiares y respeto su intimidad, además de compartirla.

En cuanto, a la retirada de las estatuas del Generalísimo, claro que estaba, acuartelado y a la espera, de que LOS MANDOS ORDENARAN ALGO, pero, como a una oficina, un ayudante, una paga, un coche oficial y unas medallas, no se le hacen asco, me quedé compuesto y sin novia. Lo dicho, tienen ustedes dos, la piel muy fina, a sabiendas que se hizo con nocturnidad y alevosía..

Las cosas claras, muy claras. Yo no le he ofendido, al decirle, que ha incumplido su juramento a la bandera y por lo tanto, ha perjurado. Eso es claro como el agua. Otra cosa es, que todos tengamos que hacer de palmeros y a todo, SÍ SEÑOR y A SUS ÓRDENES. No, el que ha perjurado, es perjuro y por tanto, no merece, más que el desprecio. Lo tuvieron que oír, el día sagrado de su Jura de Bandera:


¡Si, juramos!
.... Si así lo hacéis, la Patria os lo agradecerá y premiará, y si no,
recibiréis su desprecio y su castigo, como indignos hijos de ella.


Aunque, el comentario del administrador del blog, el General Dávila, tampoco tiene desperdicio:

Mire usted, Dávila, para empezar, está mintiendo. Ha quitado, mi comentario, de su blog. No sé, si debido, a que le he roto esa piel fina, o, a que tubo varios ME GUSTA y eso duele. Por supuesto, que yo mismo me defino y califico, justamente por cumplir con mi JURAMENTO A LA BANDERA, cosa de la cual "ALGUNOS" ni se definen, ni califican.

Yo no pretendo infectar, ni mucho menos desde, dice usted, mi "cobardía y escasez de argumentos... y talla".

Y, para que le sirva, a usted y al otro, le voy a explicar mis argumentos. Son sencillos y aunque le duelan, a los dos, no tienen ustedes por donde rebatirlos y son los siguientes:


ARGUMENTOS

1º.- Los dos han perjurado y traicionado a LA BANDERA, a ESPAÑA, a sus SUBORDINADOS y a los ESPAÑOLES. Eso NUNCA PODRÁN rebatirlo.

2º.- Los dos, tan demócratas, cuando pudieron hablar, callaron y abandonaron a su suerte, a todo Dios. No hicieron como algunos GENERALES, que estando en activo, salieron a defender su JURAMENTO. No, ustedes dos, se agarran a la democracia ahora, que no les pueden tocar, basándose en la libertad de expresión, se dedican a opinar A TORO PASADO. Lo jodido es, que aún tienen palmeros, que les creen.

3º.- Lo que más me gusta, de ustedes dos, es que cuando algo no les gusta, lo definen como  cobardía, escasez de argumento y talla. Me recuerdan, a ésos populistas-radicales, que cuando unas votaciones no son de acuerdo a sus ideas, no les valen. Sólo son válidas, cuando ustedes ganan.

Para que no se llame a engaño, le he dejado éste comentario en su blog, aunque, presupongo que lo censurará. Lo dicho, UNA PIEL MUY FINA.


Ahora, no se corte usted, ordenele a sus huestes, comiencen los ataques a mi persona, como hizo hace algún tiempo atrás, que eso demuestra la valentía, los argumentos ...y la talla, de usted.

No tengo en la mente, todo mi comentario, censurado por usted, pero si recuerdo el final del mismo, que fue más o menos, éste:


Ésto no se gana en una oficina

...."mirando al frente, sólo me queda decir, ¡¡VIVA ESPAÑA!! y escuchar la voz de un cobarde, en mis últimos segundos, ¡¡FIRMES, CARGUEN, APUNTEN....FUEGO!!"


Lo dicho "....al paso, riendas largas y acariciar"