HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

domingo, 31 de julio de 2011

Varios Oficiales de la Guardia Civil se querellarán contra parte de su cúpula

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil ha anunciado que se querellará contra las autoridades de la Guardia Civil y del Ministerio del Interior que, “siendo garantes de la seguridad” fallaron en proteger de manera eficaz “a sus trabajadores”, y en definitiva “a los ciudadanos”, explica Martín. La querella se presentará por un delito contra la seguridad de los trabajadores con resultado de muerte.
“No vamos a tolerar ninguna situación esperpéntica y deleznable, nos jugamos la vida en la lucha antiterrorista”. Jesús Martín Vázquez, portavoz y abogado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) se explicaba así. “Nuestros servicios jurídicos están trabajando para exigir responsabilidades, caiga quien caiga”, continúa.
Para la Unión de Oficiales “resulta incomprensible y de una irresponsabilidad difícil de describir que, pese al número de víctimas y atentados que acumula la Guardia Civil, el Ministerio y la Dirección General, en pleno 2009, no tuviese un exacto, minucioso y detallado conocimiento de los medios de seguridad con los que contaba cada acuartelamiento”.
“USO remitió dos escritos, el 31 de julio de 2009 y el 8 de enero de 2010, al presidente Zapatero y el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para denunciar las medidas de seguridad extremadamente deficientes con las que contaban las instalaciones, pero se hizo caso omiso”, explica Martín, para quien “con 50 millones de euros” se habrían solucionado las necesidades básicas.
Con su querella, los oficiales, sin embargo, no pretenden “restar responsabilidad a los asesinos de ETA, que son los que colocan las bombas”, pero sí insisten en que son exigibles “otro tipo de responsabilidades” a los superiores que mostraron “una dejación absoluta” en adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus agentes.

PD: PUES YA ERA HORA, DESPUÉS DE 150 AÑOS DEJADOS DE LA MANO DE DIOS.

No hay comentarios: