HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

sábado, 26 de mayo de 2012

USGC y UO

Las asociaciones Unión de Suboficiales de la Guardia Civil y la Unión de Oficiales han emitido un comunicado público remitido.
 Durante pasada semana hemos asistido en la prensa a un linchamiento mediático contra distintos mandos de la Guardia Civil destinados en la provincia de A Coruña.

Estas declaraciones, promovidas por componentes de la asociación Unión de Guardias Civiles (UGC) tienen como fin dañar la imagen y la reputación profesional de los referidos mandos, en particular la del Capitán Jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil en la provincia de A Coruña y el Alférez Jefe del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Corcubión como respuesta a los expedientes disciplinarios abiertos a personal de estas unidades, en la línea de lo que recientemente había pasado con un Brigada del Puesto de
Oleiros.

Esa asociación, lejos de defender a los miembros de la Guardia Civil, busca, de un modo sensacionalista, captar la atención de la prensa mediante comunicados carentes de rigor, con información sesgada, ocultando a la sociedad aquellos datos que no les interesa
evidenciar, como son las conductas anómalas que han provocado la apertura de varios expedientes disciplinarios a personal del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, expedientes que se adivinan como el origen de esta “vendetta” que tendría como fin convertirse en presión que logre paralizar la tramitación de los mismos.

Atacar a sus superiores jerárquicos de la Guardia Civil, sean del empleo que sean, por el simple hecho de ser mandos, se ha convertido en un medio de presión demasiado habitual como instrumento para conseguir otros fines.

Como ejemplo quejarse en los medios de comunicación del aumento de los dispositivos de alcoholemia evidencia el desconocimiento de las memorias forenses que reiteradamente aseguran que uno de cada tres de los conductores fallecidos había consumido alcohol. La vigilancia del consumo de alcohol en la conducción es una acción básica de la seguridad vial dentro de la política de seguridad vial aprobada por los sucesivos gobiernos y al margen de cualquier decisión de la cadena de mando, a lo que hay que añadir que la ubicación física de los controles y puntos de verificación de alcoholemia son aprobados por la Jefatura Provincial de Tráfico.

Poco valor pueden tener las declaraciones del portavoz de UGC cuando anuncia, sin rigor alguno, la nulidad de actuaciones policiales en lo que llaman “custodia de pruebas”, provocando la desconfianza del ciudadano y la falsa apariencia de conculcación de derechos
que ningún órgano administrativo o judicial hasta la fecha ha apreciado. De existir esta supuesta conculcación de derechos, el portavoz y responsable de esta asociación debería denunciarlo ante la autoridad judicial, sin embargo este dirigente, que lleva más de 15 años apartado de la Guardia Civil, prefiere confundir a los ciudadanos reviviendo leyendas urbanas como el uso de radares con fin recaudatorio, posiblemente ante la incapacidad de esta organización, UGC, de ofrecer soluciones e iniciativas serias que aquejan a nuestra Institución y a sus propios asociados que difícilmente pueden sentirse representados por quien acude a declarar a un tribunal portando varias armas blancas y de fuego o montar un circense desmayo en la autovía del que ya se ha hecho eco la prensa.

Sin embargo, lo más grave de esta situación es la incapacidad demostrada por la Zona de Galicia y de la propia Dirección General para perseguir y castigar este tipo de conductas, así como remitir testimonio a la Fiscalía de las acusaciones formuladas con absoluto desprecio de la verdad, que obligan a que las asociaciones de mandos mayoritarias en Galicia, Unión de Oficiales (UO) y Unión de Suboficiales (USGC) hayan decidido pasar de las palabras a los hechos y no escatimar medios en la defensa de sus asociados ante los tribunales cada vez que estos sean objeto de acusaciones injustas e infundadas que no hacen sino sembrar la duda entre la ciudadanía sobre del honor, imagen y reputación profesional de éstos.

A Coruña, 21 de mayo de 2012

No hay comentarios: