HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

sábado, 26 de mayo de 2012

La Guardia Civil tendrá generales de cuatro estrellas. El Gobierno prepara un decreto para que la nueva cúpula pueda mandar sobre los 34 generales heredados de Rubalcaba

 

El Gobierno ya tiene un plan para 'controlar' la actual cúpula de la Guardia Civil, que fue 'blindada' para los próximos años por Alfredo Pérez Rubalcaba y Antonio Camacho durante los últimos meses del Gobierno Zapatero. Aprobará un decreto en el que se establecerá la figura del general de cuatro estrellas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la Dirección de la Guardia Civil lleva trabajando desde principios de mayo en este proyecto, que pretende situar en las unidades más sensibles de la Benemérita a generales de la absoluta confianza del nuevo Gobierno, y ante la imposibilidad de prescindir de los actuales mandos.

Una de las prioridades de Mariano Rajoy para la Benemérita era reducir de forma drástica el número de generales de la Guardia Civil, que se vio duplicado durante los siete años de Gobierno socialista, pasando de 17 en 2004 a 34 (4 tenientes generales, 22 de brigada, y 8 de división).

Sin embargo, el presidente se ha encontrado con una ley, impulsada por Alfredo Pérez Rubalcaba cuando estaba al frente del ministerio del Interior, en abril de 2009, que elimina la posibilidad de pasar a la reserva a partir de los 58 años, por lo que todos los generales deben estar hasta los 63 ocupando su cargo asignado.

Esa ley, explican fuentes bien situadas en la Guardia Civil, “obliga a buscar otro medio para situar en la cúpula del cuerpo a personas de la confianza del nuevo Gobierno, que, en el mando, estén por encima de los generales heredados de Rubalcaba. Y la solución ha sido crear la figura del General de cuatro estrellas”.


Por encima de los tenientes generales

Las fuentes consultadas por ECD afirman que los nuevos generales de cuatro estrellas “estarán por encima de los tenientes generales, que eran hasta ahora los encargados de las unidades especializadas de la Guardia Civil”.

En concreto, el Gobierno tiene pensado situar esta nueva figura dentro de la Benemérita para la Dirección Adjunta Operativa, la subdirección del cuerpo, los servicios de información antiterrorista, y la subdirección general de Personal.

“Desde el ministerio del Interior se quiere aparcar cuanto antes al DAO, Cándido Cardiel Ojer, y al responsable de Personal, Pascual Solís Navarro, ambos designados por Rubalcaba”.


Ya existen en el Ejército

La figura del general cuatro estrellas, explican portavoces oficiales de la Dirección General de la Guardia Civil, “ya existe en el Ejército, por lo que el nuevo decreto implantará ese mando también en la Benemérita, como cuerpo militar que es”.

Las mismas fuentes matizan que la imposición de una cuarta estrella no implica que esos generales pasen a tener la condición de “capitán general”, ya que esa figura sólo la ostenta el rey: “En el Ejército se le denomina General del Ejército, por lo que en este caso pasará a llamarse General de la Guardia Civil”, y más coloquialmente “general de cuatro estrellas”.

No hay comentarios: