HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

domingo, 8 de julio de 2012

EL CAZADOR, CAZADO

SINCERAMENTE A MI ME DARÍA VERGÜENZA HACER ESTE "TRABAJO", AUNQUE SEA ORDENADO POR "ALGUN" SUPERIOR.

En mi época los motoristas eramos justamente MOTORISTAS que cumplíamos con nuestra obligación de denunciar infracciones y prestar servicios de AUXILIO EN CARRETERA, no estas gilipolleces de poner denuncias sin dar la cara. Estos no son ni motorista ni nada que se les parezca, realmente una vergüenza.

Y para esto, los caimanes de tráfico pusimos el listón tan alto, justamente para que estos "cazadores" lo tiren por tierra. Me gustaría saber la diferencia de kilómetros recorridos de un motorista de los años 50 al 90 y los kilómetros recorridos por estos "cazadores"

Observen en la foto, como un motorista se oculta tras una palmera, donde instala un radar móvil, para dedicarse a la cacería descarada. Bueno, también podemos pensar que con esos uniformes fosforito que les han puesto, mas parecen unos jardineros públicos, que unos agentes de la AGRUPACIÓN DE TRAFICO.

2 comentarios:

Zorrete Robert dijo...

Es verdad parece más un jardinero que otra cosa, claro que esta para hacer la cosecha.
Con la de veces que me salvaron el culo en carretera los motoristas de antes cuando viajaba tanto y siempre tienes alguna avería, pinchazo o lo que sea. La esperanza siempre era que aparecieran los motoristas para recibir socorro si no lo podía solucionar uno mismo.
Saluditos.

DORAMAS dijo...

Zorrete, aquellos motoristas con botas altas, imponían solo con su presencia y ademas cuidaban a todos los conductores, pero eso es otra historia.