.

.

HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

lunes, 10 de diciembre de 2012

Morenés ‘pasa’ de ellos: Agreden en Marruecos a un suboficial del Ejército español, a su mujer y a sus dos hijas


CREO QUE PARTE DE LA CULPA LA TUVO EL SUBOFICIAL, SABIENDO COMO ESTÁ EL PATIO, SE LE OCURRE IR A PASAR UNOS DÍAS A CASA DEL ENEMIGO. Al moro, ni agua.
Lo hicieron una vez y lo volverán a hacer.

Un suboficial del ejército de tierra y su familia fueron agredidos la pasada semana en la carretera de la localidad marroquí de Karia, según informa el portal Norteáfrica.com.

El suboficial agredido, de 37 años de edad y que responde a las iniciales de I.G.A, se trasladaba en su vehículo al complejo hotelero de Karia para pasar el puente de la Constitución. Iba acompañado de su mujer, de 32 años, así como de sus dos hijas, de 12 y 16 años.

A mitad del camino, el militar y su familia fueron abordados a gran velocidad por tres vehículos, dos de ellos marca Mercedes y un Toyota. Sus ocupantes intimidaron  con cuchillos al militar para que parara su turismo, lo que finalmente hizo para evitar un accidente. El suboficial y su familia desatendieron las órdenes de los agresores y permanecieron unos minutos dentro de su vehículo, a la espera de que algún automovilista llegara al lugar de los hechos. Fue inútil. Los asaltantes destrozaron las cerraduras y les obligaron a salir en medio de grandes voces.

Nada más descender del coche, los cuatro miembros de la familia fueron agredidos por los asaltantes, quienes posteriormente les sustrajeron todos los objetos que tenían, incluidos los teléfonos móviles. Tras la agresión y el robo, los marroquíes se dieron a la fuga.

I.G.A denunció los hechos en la comisaría policial de Nador, localidad marroquí que se encuentra a 12 kilómetros de Melilla.

Hasta el momento, ni el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ni ningún representante del Gobierno español se han interesado por las víctimas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nadie entiende en esta ciudad en los últimos días lo que esta sucediendo, pero los ánimos de los ciudadanos andan por las nubes y por no decir desencantados como indignados, políticos que tratan de ocultar lo que realmente corren como la pólvora en los círculos sociales de esta tierra.
Unos guardias civiles que desmiente al propio Delegado del Gobierno, la Asociación Pro Derechos Humanos que se persona como acción popular, ante el Juzgado, en la causa que se sigue por la muerte de una niña en el Hospital Comarcal de esta ciudad, un argelino acogido en el CETI de Melilla, que se sube a un árbol de la plaza de España para denunciar la inseguridad en el centro en donde su mujer ha abortado un feto de cinco meses de una paliza y que la información facilitada por la policía no se ajustada a la realidad de los hechos y querer tapar la verdad, el asesor del Delegado el Gobierno se atreve a decirle a una española de religión islámica, que se casara con un marroquí y así tendría trabajo, según denunciaba, otra chica de Melilla de 20 años, que se siente discriminada en su tierra por ser del barrio de la Cañada y llevar pañuelo, un argelino que es apuñalado al lado del Centro Temporal de Inmigrantes, el activista marroquí Said Chamtri que amenaza con unas Navidades calientes si no es cesado el Delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, la UPyD de Melilla, insiste en “mejorar la fluidez” en la frontera de Beni Enzar, los comerciantes de la frontera amenazan con cerrar sus negocios antes los severos controles en la frontera, CpM denuncia el poco respeto de los diputados locales del grupo popular a la oposición, un suboficial del ejercito y su familia agredido en Marruecos.
Y en mientras algunos tratan de esconder las realidades de lo que esta sucediendo en esta ciudad, realidades que son conocidas por todos los ciudadanos, no solamente por los medios de comunicación, que tiene la obligación de informar de lo que sucede.
Muchos nos tenemos que esto que hacemos una reseña no sea lo único, ya que desde hace unos meses los melillenses tienen menos confianzas en los que les gobierno, es decir en los políticos ya que no se fían de ellos, ya que tratan de politizar todo lo que le vienen en las manos y la sociedad esta ya más que cansada de tantos engaños y tantas manipulaciones y si alguien no pone remedio, mucho nos tememos esto de nada más que acaba de comenzar, y si no que se lo pregunten a los cercas de los 13.000 parados, a los que están pasando hambre a esos padres y madres que no tienen nada que ponerles de comer a sus hijos en las mesas y ya el líder de Coalición por Melilla Mustafa Arbechám, anunciaba que las necesidades de los melillenses y lo que están padeciendo es una bomba de relojería que podría estallar en cualquier momento y a nadie se le escapa y las autoridades locales lo saben y si no lo saben, ya existen desde hace días reuniones de necesitados en varias barriadas.
Claro que algunos que tienen las barrigas llenas, dirán “ya será menos o exageramos” claro menos para ellos que sus hijos tienen de todo y ellos comen todos los días y viven del cuento y tratan al pueblo con las puntas de sus zapatos, hasta que el pueblo diga ” hasta aquí hemos llegados”, y entonces vendrán la María Morena y dirán que son unos alborotadores, unos gamberros o un caso aislado, alborotadores, gamberros o aislados o como se les quieran llamar que están pasando necesidades, que hay niños de meses que no tienen leche, niños en edades escolares que necesitan alimentos, personas que tienen hambre, y los estómagos ni tienen nombres ni apellidos.

Zorrete Robert dijo...

Que chorizos, les podía haber pasado de todo.
Saluditos.

DORAMAS dijo...

En esa tierra de moros de mierda, no podemos esperar nada bueno.