HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

jueves, 24 de noviembre de 2011

Chacón anula el permiso a los guardias civiles destinados en Afganistán

La ministra dio la orden días antes del 20-N.

La ministra de Defensa en funciones, Carme Chacón, dio órdenes de calado ya no sólo durante los agitados días de campaña política, sino a muy pocas jornadas de las elecciones generales. En este caso, órdenes de una importancia capital para el desarrollo de la misión en uno de los escenarios bélicos más peligrosos.

Concretamente, la ministra ha decidido prohibir a los guardias civiles destinados en la operación más dura a la que se enfrentan tropas españolas, Afganistán, el permiso de descanso correspondiente. Un permiso recogido en distintas normativas y que hasta la fecha se ha respetado íntegramente, tanto por cuestiones de operatividad como por razones meramente personales.

Fuentes de la Unión de Guardias Civiles (Unión GC), a través de agentes destinados en el país asiático, efectivamente, la ministra trasladó la orden a través del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), pocos días antes del 20-N, día de las elecciones generales. El mandato fue recibido en todas aquellas bases y destinos en los que operan agentes de la Benemérita y afectará básicamente a los que intervienen en las labores de entrenamiento y asesoramiento de la Policía afgana. Desde la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil aseguran que no han tenido conocimiento del hecho ordenado por Chacón, toda vez que, en todo caso, los agentes destinados en misiones internacionales pasan a depender exclusivamente del Ministerio de Defensa.

Tanto los propios guardias destinados en el país como los de la UniónGC son incapaces de argumentar una razón de peso que justifique tamaña decisión, más allá del argumento meramente económico. Pero ni eso se sostendría a tenor de lo afirmado una y otra vez por Carme Chacón: “La seguridad de las tropas es lo primero”.

Lo cierto es que, efectivamente, la misión en Afganistán es ya, de largo, la más cara de todas y no es menos cierto que el agujero económico con el que convive Defensa no permite demasiados plazos. Eso sí, razones, a todas luces, “injustificables”. En todo caso, en esta decisión sobrevuela el objetivo del Gobierno (a instancias de los mandos aliados) de abandonar cuanto antes tierras afganas, y para ello la formación de las Fuerzas de Seguridad del país es vital para que, como ha anunciado la propia ministra, el repliegue comience a finales de este año o principios del próximo. Y en esa tarea, la Guardia Civil es esencial. Aunque no acaben de comprenderlo.

“Es un atropello. La situación allí es insoportable. Muy difícil de sobrellevar, por la constante tensión y la dureza psicológica de la operación”, aseguran los guardias que han trabajado sobre el terreno. Los agentes de la Guardia Civil van por un periodo de seis meses a Afganistán, aunque a mitad de ese tiempo gozan de un permiso de unos 15 o 18 días, para luego volver a incorporarse hasta el final de la operación encomendada. Así pues, el mencionado permiso se convierte en algo básico no sólo para el obligado descanso sino para que no se cometan, como afirman, “negligencias que hagan peligrar nuestra vida y las de los demás compañeros”.

La situación en el terreno es límite. A diferencia de muchas de las operaciones llevadas a cabo por militares (cuyo tiempo en la misión se reduce a cuatro meses), los guardias civiles salen prácticamente a diario. Habitualmente, son viajes largos, en terreno hostil y salpicado de los mortíferos explosivos improvisados, de los que, a diferencia de lo que suele informar el Gobierno, suelen explotar entre 4 y 5 en el espacio escaso de dos semanas. “Son situaciones de máximo estrés”, aunque necesarias para que se finiquite lo prometido.

4 comentarios:

eletse dijo...

¡HIJA DE PUTA!!!!

DORAMAS dijo...

Eletse, ella si va a coger vacaciones y encima pagadas. Tus palabras en plural, pues en la foto he puesto a los dos. A la que se ha cargado el ejercito español y al que le ha ayudado.

Geppetto dijo...

Sera la ultima chaconada de este Gobierno ruin, a partir de YA esta ... no se como denominarla sin caer en el insulto, sera un referente de lo que NO debe ser un Ministro de defensa, lo malo es que en esa referencia caben todos, TODOS los anteriores Ministros de defensa de la democracia, no ha habido uno bueno.
Y si el PP pone de Ministro a alguien de la estofa de Trillo, peor
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com/

DORAMAS dijo...

Geppetto, hasta el ultimo segundo, estarán dando por culo, es lo que hay-