HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

miércoles, 26 de septiembre de 2012

EL CORONEL ALAMÁN SOMOS TODOS


“Habiéndome enterado de que han pedido el procesamiento del coronel Alamán, les escribo, "butifarras-charnegos", para decirles que yo ratifico todo lo que él escribe y me uno a sus argumentos, así que ya saben lo que tienen que hacer. Y, ya de paso, váyanse leyendo la Constitución que, en el caso de que no quieran leerla en español, se la puedo enviar en una edición en caló (Ediciones 29-B Barcelona) que guardo como oro en paño, así que, ya saben, con vuelta, c´est à dire, con devolución obligatoria”.

Jaque a nuestra dignidad nacional. 

Se pueden aprobar acuerdos institucionales que suponen de facto la ruptura de la nación española. 

Se pueden quemar banderas nacionales. 

Se puede vejar al conjunto de los ciudadanos españoles. 

Se puede hacer mofa y befa de la ley de banderas en ayuntamientos y diputaciones provinciales catalanas. 

Se puede insultar al Rey y acusarlo de “asesino” y “golpista”. 

Se puede instar a la rebelión fiscal. 

Se puede institucionalizar la sedición y la traición. 

Se pueden torpedear unilateralmente los más importantes acuerdos establecidos al comienzo de la llamada transición, que la Fiscalía hará mutis por el foro. 

En cambio lo que no puede hacer un coronel español, con apego a lo que dicta su honor y su juramento, es recordarnos a todos una obviedad: que en Cataluña se está poniendo en barbecho la legalidad constitucional y que es labor del Ejército preservar la unidad de España.

Así al menos parece entenderlo la Fiscalía Superior de Justicia, que ha abierto diligencias contra el coronel Francisco Alamán Castro, cuyas declaraciones a este medio en contra de la independencia de Cataluña lleva trazas de convertirse en el mayor escándalo del marianismo. Y no lo decimos por sus sensatas y patrióticas declaraciones, sino por las histéricas reacciones del bando nacionalista y el amparo de la Justicia a quien trasgrede la ley y no a quien exige su cumplimiento. O en otras palabras, resulta literalmente grotesco que en un país donde los sediciosos y los traidores tocan diariamente a rebato, la Fiscalía sólo tenga ojos para quien reivindica el imperio de la ley y no la ley del desorden.

La Fiscalía Superior de Justicia ha abierto diligencias contra el coronel Francisco Alamán después de que activistas de la ultraizquierdista Catalunya Diu Prou le hubieran denunciado por amenazas, sedición y apología del genocidio (sic).

Según el documento, la Fiscalía ha incoado un expediente para investigar los hechos que fomentan las denuncias, interpuestas después de que Alamán asegurara que defendería la unidad de España con su vida. ¿Y qué esperaban: que ofrendase su vida para defender a los enemigos de España?

La entidad extremista que ha impulsado las denuncias las ha defendido en un comunicado como medida para “proteger de las amenazas al pueblo catalán y demostrar que la violencia no es una forma de parar la voluntad de libertad” de Cataluña.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

El HONOR es la principal divisa de la Guardia Civil pero parece que también lo es del Coronel Alamán.

Todo un hombre de honor y un patriota español que está dispuesto a sacrificar su vida en defensa de la unidad de España al igual que hicieron tantos y tantos Guardias Civiles.

Yo también soy el Coronel Alamán.

DORAMAS dijo...

Pues ahora lo han denunciado a la fiscalía, claro que a la fiscalía de cataluña, que al parecer esta condicionada hacia el ideario de Más. Bueno, eso solo indica que la lista no está cerrada.