HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

sábado, 23 de marzo de 2013

NOS QUIERE COBRAR 114.000 EUROS


¿SEGUIMOS AGUANTANDO O "AURRERA BOLIE"?

Si el tribunal de Estrasburgo anula la ‘doctrina Parot’, Inés del Río, la etarra que ha presentado el recurso, con dieciséis asesinatos a sus espaldas, tendrá opción de cobrar los 30.000 euros que ha solicitado como indemnización. 

LA ASESINA
Pero a esa cantidad habría que sumar, en su caso, la compensación por los día ‘de más’ que habría pasado en prisión. Son cuatro años, a 60 euros por día que es lo que suele pagar el Estado, serían otros 84.000 euros. O sea, que en total, podría llevarse 114.000 euros. Además de salir a la calle.

Sus antecedentes son los siguientes:

Inés del Río Prada, perteneciente al “Comando Madrid”, cumple condena en el centro penitenciario de Teixeiro por delitos de atentados, asesinatos, estragos, tenencia de explosivos, falsificación de documentos, falsificación de DNI, entre otros delitos. En estos momentos, se encuentra en primer grado y en prisión ininterrumpida desde julio de 1987. Con la aplicación de la doctrina Parot, hubiera cumplido su condena el próximo 27 de junio de 2017.

Entre los atentados cometidos por Inés del Río Prada destaca el de la Plaza de la República Dominicana en Madrid  el 14 de julio de 1986. En esa fecha, el “Comando Madrid” trasladó a esta céntrica zona madrileña una furgoneta cargada de explosivos y metralla. Con un mando a distancia, accionó el detonador al paso de un microbús de la Guardia Civil, en el que viajaban 73 agentes, seguido por un Land-Rover también de la Benemérita. La detonación de la furgoneta provocó la muerte de 10 agentes de la Guardia Civil y lesiones de diferente consideración a otros 43, así como a 17 civiles. Amén de cuantiosos daños provocados en edificios y vehículos. Las victimas fueron nuestros compañeros:

CARMELO BELLA ÁLAMO 
JOSÉ CALVO GUTIÉRREZ 
MIGUEL ÁNGEL CORNEJO ROS 
JESÚS MARÍA FREIXES MONTES 
JESÚS JIMÉNEZ JIMENO
ANDRÉS JOSÉ FERNÁNDEZ PERTIERRA 
JOSÉ JOAQUÍN GARCÍA RUIZ
SANTIAGO IGLESIAS GODINO
ANTONIO LANCHARRO REYES
JAVIR ESTEBAN PLAZA
MIGUEL ANGEL DE LA HIGUERA LOPEZ
JUAN IGNACIO CALVO GUERRERO


Tres meses antes (25 de abril de 1986), Del Río participó en un atentado en la calle Juan Bravo de Madrid. Con un mando a distancia, el “Comando Madrid” explosionó un vehículo al paso de un Land-Rover de la Guardia Civil. En este atentado murieron 5 guardias civiles y resultaron heridos de gravedad otros cinco agentes, así como siete civiles. La onda expansiva y el incendio que provocó causaron daños de consideración en los inmuebles y vehículos de las inmediaciones.

El 17 de julio de ese año, el “Comando Madrid” asesinó en la capital española al teniente coronel Carlos Besteiro Pérez, al comandante Ricardo Sainz de Ynestrillas y al soldado conductor Francisco Carillas Martín. Todos perdieron la vida al ser ametrallado el vehículo en el que viajaban.

Un año antes, el 12 de junio de 1985, Del Río y otros miembros de la banda terrorista asesinaron a tiros al coronel auditor del Ejército Vicente Romero González Calatayud y a su conductor. Instantes después, abandonaron el lugar del atentado. Para ello, se adentraron en un aparcamiento subterráneo ubicado en la Avenida de Felipe II de Madrid. Una vez en el parking, colocaron en el vehículo un artefacto compuesto por varios kilos de explosivos. Mientras que el Grupo Tedax realizaba su trabajo, el vehículo hizo explosión. En este atentado perdió la vida el Policía Nacional Esteban del Amo García. Además, resultaron heridos cuatro policías miembros del equipo de desactivación. En mayo de 1987, Del Río se entrevistó con otro etarra para organizar y montar la infraestructura del “Comando Andalucía”, con sede en Sevilla.

"AURRERA BOLIE...."