HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

jueves, 19 de mayo de 2011

El jefe de Tráfico de la Guardia Civil de Soria, 'pillado' a 207 km/h

HAY COSAS QUE NO ENTIENDO, CUANDO SEPAN ALGO DE "ALGÚN DICTADOR DE ESTOS", ENVÍENMELO, QUE YO LO PONGO. A ESTOS ELEMENTOS HAY QUE PONERLES CON EL CULO AL AIRE Y SI ES NECESARIO PONER SU FOTO. ANÍMENSE, QUE AQUÍ, NO HAY CENSURA NI CABRITO CON GALONES O ESTRELLAS, QUE ME PUEDA ACHANTAR.

La Unión de Guardias Civiles ha denunciado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Soria y en el Togado Militar a Claudio Argüello, el jefe de la Guardia Civil de Tráfico por circular a 207 kilómetros por hora. Él se defiende con el argumento de que estaba en plena persecución.

El jefe del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Soria, el capitán Claudio Argüello, ha sido denunciado por la Unión de Guardias Civiles (UGC) en el Juzgado de Instrucción número 2 de Soria, tras ser sorprendido conduciendo un vehículo patrulla a 207 kilómetros por hora.
 
En concreto, el radar, colocado en el kilómetro 61,5 de la autovía de Navarra (A-15), entre la capital soriana y Lubia, registró a las 11:48 horas del 26 de enero de 2010 que el vehículo que conducía el denunciado circulaba a 207 kilómetros por hora.

Los agentes que le detuvieron le acusan además de «trato vejatorio y humillante»

A pesar de la fecha de la supuesta infracción, la denuncia fue presentada ayer en el Juzgado de Instrucción número 2 de Soria y ante el juzgado togado militar, según ha explicado en rueda de prensa Manuel Mato, secretario general nacional de UGC, quien ha recordado que el hecho fue puesto antes en conocimiento de los mandos, que de momento no han actuado.

Según la versión de los denunciantes, el capitán sorprendido por el radar, al darse cuenta de la situación, se detuvo ante la patrulla de agentes de la Guardia Civil que estaban más adelante en la autovía para justificar su exceso de velocidad.

En primer lugar, según Mato, el denunciado volvió a inspeccionar el radar y después argumentó ante la patrulla que iba persiguiendo a otro vehículo que se había dado a la fuga.

La UGC, en su denuncia judicial, argumenta que si hubiese ido persiguiendo a otro vehículo fugado no se habría detenido y además, tendría que haber llevado conectada la sirena.

Mato ha señalado que ahora le toca pronunciarse a la Justicia tanto del presunto delito de exceso de velocidad «una persona que es el máximo responsable de la seguridad vial de todos los sorianos», como del trato «vejatorio y humillante» del que le acusa la Unión de Guardias Civiles.

Según la denuncia de la Unión de la Guardia Civil, Argüello obliga a los agentes a denunciar masivamente con represalias en caso de no hacerlo. De hecho, se le ha denunciado también por trato vejatorio, acoso y humillaciones.

El Secretario General Nacional de la Unión de Guardias Civiles, Manuel Mato, ha dicho que el denunciado lleva diez años en el cargo, el mismo tiempo que lleva abusando de su autoridad sin que se le haya denunciado por miedo. Mato considera que en pleno siglo XXI no se puede consentir al "ranchero que cuida de su rancho" puesto que su conducta está desfasada y no es habitual en el Cuerpo.

Hay agentes que están en tratamiento psicológico. El comportamiento del denunciado se viene produciendo desde que llegó a Soria hace 10 años y no se ha denunciado antes por miedo puesto que cuenta con el apoyo del resto de mandos. De hecho cuando se le ha advertido con denunciarle, su trato ha seguido siendo humillante con expresiones "me paso los asuntos judiciales por aquí", acompañado de gestos obscenos.

La Unión de Guardias Civiles está investigando las conductas de otros cinco mandos en la provincia de Soria que también pudieran ser reprobables.