.

.

HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

lunes, 2 de mayo de 2011

Rubalcaba también quiere nombrar a dedo a los mandos de la Guardia Civil

RUBALCABA SE PASA POR EL FORRO DE LOS COJONES, LA CARTILLA DE LA GUARDIA CIVIL

Al ministro del Interior no le parece bastante la politización que sufre la Policía Nacional. Ahora pretende extender la política de nombramientos a dedo también a la Guardia Civil. El último borrador de reforma de la ley de personal del instituto armado propone que los ascensos a coronel sean elegidos por criterios políticos, y no por el tradicional sistema de selección, que mezcla la antigüedad con el concurso de méritos.

Hasta el momento, sólo el ascenso a general se decide por el sistema de libre designación. El resto utiliza el citado y más profesionalizado criterio. Si esta propuesta llega a aprobarse, el control político que ejerce el Gobierno descendería hasta el nivel provincial, ya que los puestos se decidirán entre los tenientes coroneles, rango inmediatamente inferior al de coronel y máxima autoridad en cada demarcación. Estos tendrán que hacer ahora otro tipo de méritos, distintos a los que hasta ahora decidían su promoción.

La propuesta de Interior se produce después de que la Justicia propinara un sonado varapalo al ministerio. El Tribunal Superior de Madrid, avalado por el Supremo, ordenó a Interior sustituir a 7.000 mandos policiales nombrados a dedo por otros funcionarios que superaran un concurso de méritos. Tiraba así por tierra el catálogo de puestos de trabajo del Cuerpo Nacional de Policía aprobado en enero de 2008, que elevaba en un 25% el número de mandos policiales elegidos por libre designación.

La decisión de la Justicia, sin embargo, pareció no significar nada para el Ministerio del Interior. La Dirección General de Policía y Guardia Civil desobedeció la sentencia firme y siguió nombrando funcionarios como hacía antes del fallo judicial. El Tribunal Superior de Madrid tuvo incluso que emitir un auto para advertir a la citada Dirección General de que desobedecer a la Justicia podría conllevar sanciones graves. En el escrito del tribunal incluso hizo ver a la Administración su impresión sobre la actitud del ministerio, ya que –según dijo el juez– parece que no se quiere cumplir lo ordenado. Tras la sentencia, el departamento que dirige Rubalcaba aseguró que estaba estudiando el modo de reestructurar el cuerpo con objeto de hacer cumplir el fallo judicial. Sin embargo, hasta el momento no ha presentado ninguna propuesta formal.

La polémica de los nombramientos a dedo dentro de la Policía ha llegado incluso hasta el Congreso de los Diputados. El parlamentario popular portavoz de este partido en la Comisión de Interior de las Cortes, Ignacio Cosidó, ha increpado en numerosas ocasiones al ministro del Interior y vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. Cosidó ha preguntado varias veces por qué el Ejecutivo lleva más de un año sin cumplir una sentencia judicial ratificada por el Tribunal Supremo.
El PP, además, pidió la comparecencia del director general de Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, con el fin de que diera explicaciones y de que su comportamiento fuera recusado, ya que fue este alto cargo quien firmó cinco órdenes que insistían en nombrar mandos policiales a dedo después incluso de la sentencia judicial que lo prohibía.

Al estilo de la antigua URSS con los comisarios políticos.... Así es como este inefable sujeto entiende la cadena de mando. El hecho de que este personaje esté al frente de Interior, es el mismo que poner al zorro para cuidar las gallinas.
PD: ¿Y habrá mandos que tendrán que sacarse el carnet del partido?

No hay comentarios: