.

.

HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

martes, 19 de noviembre de 2013

Y AHORA TENEMOS QUE PAGAR LOS ATAUDES

SIGAN PROVOCANDO, QUE COMO A ALGUIEN SE LE CRUCEN LOS CABLES, NO VA A QUEDAR TÍTERE CON CABEZA.

Después de tanta sangre derramada en defensa de la libertad de los españoles. Sacrificio que no se paga ni con todo el dinero del mundo. El Gobierno se ha reído de todos esos mártires por la libertad, soltando por la cara a todos los terroristas, y....... firmes en nuestra labor:
"HEMOS CALLADO".

Ahora para seguir con la provocación, nos aparece un "TONTOLOSCOJONES" y exige el pago de los ataúdes que se utilizaron para enterrar a nuestos compañeros, hijos y esposa:

Juan Salas Píriz, guardia civil de 48 años de edad.
Maudilia Duque Durán, de 78 y suegra del anterior.
Juan Chincoa Alés, guardia civil de 30 años.
Nuria Ribó Parera, de 21 y esposa del anterior.
Rosa María Rosas Muñoz, de 14 años.
Francisco Cipriano Díaz Sánchez, de 17 años.
Vanesa Ruiz Lara, de 11 años.
Ana Cristina Porras López, de 10 años.
María Pilar Quesada Araque de 8 años de edad.


La noticia es la siguiente:

El alcalde de Vic (Barcelona), el separatista Josep Maria Vila d’Abadal, reclamó al Ministerio del Interior 180.000 euros del dinero que el ayuntamiento adelantó en 1991 a las víctimas del atentado perpetrado contra la casa-cuartel de la Guardia Civil de esta población catalana. Así lo ha denunciado José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), que acusó al alcalde independentista de «ruin y vil»: «Las víctimas aún tendremos que pagar al Ayuntamiento de Vic el importe de las transfusiones de sangre y el coste de los ataúdes de los muertos en el atentado».
Fíjense bien en la cara del TONTOLOSCOJONES, por si le ven por ahí.
Desde éste blog le recordamos a ese impresentable alcalde, que la GUARDIA CIVIL no le debe nada a nadie. Primero que presente esas facturas, cosa harto imposible, pues se pagaron en su momento por el Ministerio del Interior. Otra cosa es que desee provocar aun más y hacer más daño, donde más duele, que eso tiene una solución muy rápida.

Debo recordarle a ese impresentable y a "otros", que el vaso no admite mas agua y con la próxima gota, lo mismo se desborda y pueden pasar cosas que éste blog ni nadie desea. Mide bien tus aullidos, no vayan a estallar en tu propia cara.

Y ahora un elemento de SORTU dice públicamente que:
LA DECISIÓN DE MATAR ESPAÑOLES EN DEMOCRACIA, HA SIDO UN ACIERTO

Lo dicho, ¿hasta cuando seguiremos aguantando.....?

3 comentarios:

José Luis de Valero dijo...

Ciertamente la noticia es repugnante
Y copio lo dicho en mi comentario porque creo que también viene al caso.
Como tú bien indicas el golpe de Estado es un hecho consumado. No sé si pasará algo, aunque no creo que si pasa sea algo positivo. Hemos llegado al fin del trayecto democrático, suponiendo que alguna vez hayamos vivido en una verdadera democracia, cosa que tampoco creo.
Hay una frase que se atribuye a Quevedo: "No queda sino batirnos". Proseguir hasta el final. A los viejos como yo, sólo nos queda la dignidad y esperanza de morir en combate.
Aunque sea escribiendo y dando el morro frente a una cámara.

Un abrazo, camarada.

Geppetto dijo...

Ya digo...solicito el premio nobel de la Paz para las victimas del terrorismo y mas a raiz de esta terrorifica noticia, porque si despues de semejante escuputajo en plena cara no se lian y la lian, es que son santos.

Javier dijo...

Vuestro silencio os honra porque es casi imposible tapar tanto dolor sin un sólo grito. Os honra a vosotros y a todos los españoles que os acompañan en tan dolorosa singladura, entre ellos me incluyo.

Un abrazo.