.

.

HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

martes, 21 de mayo de 2013

Nuestros héroes de uniforme

Los españoles somos afortunados al poder contar con la Guardia Civil.

Según el último barómetro del CIS, entre el descrédito generalizado solo aprueban tres instituciones: la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas.

La valoración más alta es para la Benemérita. En sus 169 años de historia, este Cuerpo, fundado en 1844 por el Duque de Ahumada, se ha caracterizado por su abnegación, servicio a los ciudadanos, sacrificio y entrega, a pesar del derramamiento de su sangre frente al terrorismo.

Los ciudadanos valoran y aprecian a los guardias civiles. Siempre les obsequian con los mayores aplausos en los desfiles y se saben seguros gracias a su presencia. Para la nostalgia queda esa vieja estampa rural de la pareja con capote, tricornio y naranjero, sustituida ya por la imagen de una fuerza de elite capaz de desarrollar su actividad en cualquier medio, ya sea tierra, mar o aire. Además, en los últimos años se ha caracterizado por su participación en misiones humanitarias internacionales y por el desarrollo depurado de sus técnicas de investigación, no solo eficaces, también Fuerzas Armadas, ejemplo de patriotismo, entereza y profesionalidad. independientes. La Unidad Central Operativa (UCO) es una buena muestra de ello, aunque en ocasiones, la torpeza de algún magistrado lleve a romper la cadena de custodia de pruebas, buscando luego responsables entre los agentes que siempre han actuado con pulcritud.

Ya solo falta que el Gobierno de el paso definitivo para equiparar el salario de los guardias al de otros cuerpos, como Mossos d’Esquadra o Ertzaintza, mucho mejor pagados. También es necesaria una modernización de los medios con los que cuentan y la revisión urgente del estado de comandancias, puestos y casas cuartel. Y el destierro definitivo, entre sus filas, del veneno sindical de algunas asociaciones que propugnan la desmilitarización, que es naturaleza del Cuerpo, y sería antesala de su desaparición y absorción por parte del Cuerpo Nacional de Policía. La solución es simple: facilitar a quienes lo deseen su pase al CNP, de tal manera que permanezcan en la Benemérita sólo aquellos que profesan como un credo su Cartilla.

Los españoles somos afortunados al poder contar con la Guardia Civil. Y también con nuestra Policía, un cuerpo moderno y eficaz, cuya labor únicamente se ve empañada cuando algunos círculos de poder pretenden politizarla. Como en el Caso Faisán. Aunque sus logros y servicios, afortunadamente, son mucho más numerosos que esas injerencias.

Y nuestras Fuerzas Armadas, ejemplo de patriotismo, entereza y profesionalidad. Nuestros hombres y mujeres han dejado ya su huella en diferentes conflictos internacionales, mostrando su buen hacer y actitud, su capacidad operativa y su valor. Han derramado su sangre en misiones no siempre reconocidas por el Gobierno de turno y siempre han sido ejemplo de confraternización con la población local por remoto que fuera el paraje en el que se desplegaran.

El barómetro del CIS ha acertado. Los ciudadanos valoramos la entrega y el servicio público. Nuestro deseo sería que otras instituciones siguieran este ejemplo.

Javier Algarra

2 comentarios:

Old Nick dijo...

COMO SIEMPRE DIGO, AMIGO DORAMAS.
¡QUE VIVA HONRADA LA GUARDIA CIVIL!
Y HONOR Y GLORIA PARA SUS HÉROES.
Un Saludo Afectuoso
Un Brindis.
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Doramas Doramas dijo...

Siempre estaremos en el corazón de los buenos españoles, esa es la diferencia entre HONOR y traición.