HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

martes, 2 de noviembre de 2010

"Rubalcaba era el eje de la operación que intentó anular a Amedo"

LA NOTICIA ES LA QUE ES, AL PARECER, YA SE EMPIEZAN A DESPEJAR LAS "INCÓGNITAS" MATEMÁTICAS DE LAS FAMOSAS "X"

En la entrevista concedida al periodista Antonio Rubio en El Mundo, el abogado Raúl Martín admite su trabajo de negociador para el PSOE entre 1993 y 1996. Se confiesa muy cercano a Txiki Benegas y cuenta cómo habló con José Amedo, por encargo suyo, para comprar las cintas de que disponía y que involucrarían al Gobierno de Felipe González en los GAL. Según publicó el diario de Pedro J. Ramírez, Amedo obtuvo 35 millones entre octubre de 1995 y febrero de 1996 por callarse.

Martín afirma que tuvo varios encuentros con Amedo por encargo de Benegas y cuenta que Amedo le pidió dinero. El abogado le prometió que hablaría con empresarios vascos para lograrlo pero, dice, no consiguió nada. Después "cortó el tema". "Sí debe ser cierto que alguien le entregó alguna cantidad a Amedo. Él mismo me lo reconoció más tarde y me dijo que él pensaba que el dinero que había recibido era mío". El Mundo publicó en septiembre que el dinero que finalmente recibió Amedo le llegó a través de un intermediario, Joaquín Abascal, también amigo de Benegas.

En cuanto a la identidad del cerebro de la operación, Martín lo tiene claro: Rubalcaba. "Era el eje de todo el tema. Y soy consciente de que lo que acabo de decir me va a costar mi futuro", dice. Afirma, además, que él estuvo presente durante varias conversaciones telefónicas entre Benegas y Rubalcaba: "Benegas le hablaba a Rubalcaba con relación de subordinación y creo, o estoy convencido, que quien dirigía todo era Rubalcaba y que Benegas asumía. También recuerdo que Txiqui le dijo Rubalcaba que todo iba según lo previsto". E insiste: "Pienso que quien dirigía todo era Alfredo Pérez Rubalcaba".

Martín revela también que trató de negociar con Garzón, quien, cuenta, le propuso ser testigo protegido y con el coronel Juan Alberto Perote cuando cumplía pena de prisión por sustraer papeles del CESID. Afirma que se le ofreció salir de la cárcel y que Benegas le dijo que "la decisión final sobre ese tema la tenía que tomar alguien superior, que tenía que ser Alfredo".

El diario también cuenta que Amedo ha denunciado a Rubalcaba por injurias. Su denuncia se refiere a una carta de Rubalcaba al diario El Mundo en respuesta a las informaciones sobre los pagos al ex policía que habrían sido tratados en una reunión celebrada en 1995 a la que habría asistido el ministro del Interior. Rubalcaba se refirió a Amedo como "delincuente", motivo de la acción judicial del ex policía.

No hay comentarios: