HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

lunes, 23 de agosto de 2010

Condenado por intentar sobornar a los dos guardias civiles que le multaron


La sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, explica que el acusado P.J.F.J. fue detenido en el kilómetro 779 de la autovía A-66 sobre las 8.45 horas del 6 de mayo de 2010 cuando conducía un camión con semi-remolque.

Los guardias civiles vestían su uniforme reglamentario y se encontraban junto a su vehículo oficial, y comunicaron al conductor que iban a formular contra él dos boletines de denuncia por un importe total de 3.002 euros.

Dice la sentencia que el acusado "ofreció reiteradamente, unas cuatro o cinco veces" a los guardias civiles entregarles 175 euros a cambio de que no le denunciaran y le dejaran marchar, y ello "pese a que los agentes le indicaron claramente que ese no era el procedimiento" y que el ofrecimiento que estaba haciendo "era constitutivo de delito en España".

Al tratarse de un delito de cohecho, el juicio iba a celebrarse ante un jurado popular pero no llegó a convocarse porque el acusado reconoció los hechos y aceptó la condena pedida por el fiscal.

P.J.F.J., de 33 años y vecino de la localidad portuguesa de Formoselha-Santo Varao, carece de otros antecedentes penales y, junto a la condena de un año de cárcel, pagará una multa de 525 euros y las costas judiciales del proceso.

4 comentarios:

eletse dijo...

Este camionero me parece que ha realizado muchos viajes por marruecos y los países bananeros, se piensa que todo el monte es orégano.

Además intentarlo cinco veces me parece el colmo de la idiotez, como mucho podría comprender cualquier otra opción con los agentes, montar la llorica, la pena, el simpático, la familia, el trabajo, la crisis, etc. Pero el soborno me parece que es lo único que queda fuera de toda posibilidad piadosa en la guardia civil.

DORAMAS dijo...

Y esto no es nada, si te contara.....

E..P.. dijo...

Totalmente de acuerdo con eletse.
Desde luego la G. Civil se tiene que encontrar cada personajes como para escribir un libro y hartarse de reir. Porque los hay idiotas, idiotas al volante.
Saludos.

DORAMAS dijo...

Si yo te contara, bueno cualquier día nos sentamos y te cuento, lo del elefante, caso verídico.