HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

lunes, 18 de octubre de 2010

´El carácter militar que tenemos es la esencia de la Guardia Civil´

 ENTREVISTA POR EL PERIÓDICO LA PROVINCIA AL CORONEL JEFE DE LA COMANDANCIA DE LAS PALMAS.

En medio de la crisis institucional que ha supuesto la detención de la esposa de un general del Ejército de Tierra por parte de la Policía Nacional por conducir en dirección contraria, el coronel Francisco Espinosa es el único alto mando de una de las fuerzas implicadas en el affaire que se ha atrevido a hablar. Bien es cierto que rechaza de plano cualquier tipo de polémica, pero que acepte la entrevista en estos tiempos que corren no es poco. Sevillano de nacimiento y camino de cumplir los dos años en Canarias, el número dos de la Guardia Civil en el Archipiélago aspira a seguir aquí mucho tiempo, después de importantes misiones en el extranjero. "En Canarias se está muy bien", asegura.

- Esta semana la Guardia Civil ofreció datos de una rebaja de más del diez por ciento de los delitos en Canarias en los últimos años. ¿Cómo?
- Nuestras estadísticas, que recibimos de Madrid, comparan periodos de tiempo y delitos. La reducción viene desde 2007 en varios grupos de delitos, como los tipo A, que son los delitos contra las personas; y los tipos B, que son el tráfico de drogas, contra la seguridad en el tráfico, etc. Cuantos más delitos se den del tipo B significa que nuestro trabajo ha sido más eficaz. Y también contabilizamos el esclarecimiento de los delitos, que es del 47 por ciento este año, una cifra, sin duda, muy alta. Tenemos un estudio pormenorizado de todos los grupos de delitos y se ve que ha existido una disminución considerable. Han bajado los delitos de hurto, los robos, etc. La sustracción de vehículos, por ejemplo, ha bajado un 45 por ciento y los robos en vehículos un 12. Y éstos son números que se elaboran en Madrid en un sistema centralizado. Hay una disminución en casi todos los grupos de delitos y, en algunos casos, con rebajas significativas del porcentaje.

- ¿Qué labor desarrolla la Guardia Civil para poder certificar que colabora en la reducción de los delitos en Canarias?
- Lo primero que hay que decir es que, con los números que tenemos, Canarias no es un territorio inseguro. Nosotros hemos aumentado la presencia de la Guardia Civil en nuestra demarcación para evitar que se cometan delitos, es decir, actuamos en fase preventiva. Y la prevención se lleva a cabo aumentado el número de patrullas, de uniforme o de paisano. También son de mucha ayuda las cámaras de seguridad de bancos o centros comerciales. Y hemos aumentado la presencia de la Guardia Civil con oficinas de atención al ciudadano, porque Canarias es un territorio que tiene gran cantidad de pequeños núcleos de población que hace inviable poner un centro permanente de Policía o Guardia Civil, pero sí hay oficinas de atención al ciudadano, que son lugares en los que hay un policía local y un guardia, con un teléfono y un ordenador, que recibe al ciudadano. Y cuando no recibe a nadie hace una patrulla por el casco urbano en que se encuentre. Eso, de alguna manera, sirve para persuadir al delincuente. Es muy importante la presencia, por eso uno de mis objetivos ha sido potenciar los núcleos de reserva y los guardias de paisano. Además, todas las semanas hacemos un análisis de delincuencia, es decir, qué delitos se han cometido, dónde y por qué, para así planificar nuestra actuación para la semana siguiente.

- Acabamos de vivir el juicio de Iván Robaina, el joven asesinado a patadas en el Puerto. ¿Son evitables este tipo de hechos?
- Es incontrolable. Muchas veces un chico que es buena persona sale de noche, se toma una copa y se junta con compañías poco recomendables. Entonces se une además que puede consumir otras sustancias y eso potencia el sentimiento de sentirse más fuerte. Con esos aspectos, aunque ese chico es buena persona y no haría cosas de este tipo en circunstancias normales, ocurre lo que ocurre. Es un problema social, de educación cívica necesaria para respetar a los demás. Para eso es fundamental empezar por sancionar las pequeñas infracciones, porque así se crea una conciencia de respeto. Si no se sancionan las pequeñas cosas, la escalada de violencia aumenta hasta que ocurren cosas como la de este chico.

- ¿Es Canarias un lugar idóneo para que proliferen casos de corrupción?
- No es un sitio diferente al resto de España. Es uno de los territorios donde se han destapado varios casos pero, fundamentalmente, porque se trata de una zona turística, donde las prevaricaciones y los cohechos de determinados funcionarios, en su afán de enriquecimiento, son más propicios. Pero no creo que Canarias sea un lugar diferente al resto, porque el hecho de que se estén destapando casos significa que está sometida a la misma vigilancia que el resto de territorios de España.

- El caso más grande de corrupción que se investiga en Canarias es la 'operación Unión', una presunta trama que afecta a Lanzarote. Y la investiga la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. ¿Cómo calificaría el trabajo de este grupo en un tema tan complejo?
- Es una labor muy profesional y muy constante en la que hay que analizar miles de documentos. Las unidades territoriales lo único que hacemos es apoyar con medios materiales y medios humanos este trabajo. La preparación y la alta cualificación de la Unidad Central Operativa es de las mejores de España, y la prueba es que investiga importantísimos casos en todo el país.

- Caso Yeremi Vargas. Camino de los tres años desde su desaparición, ¿qué le puede decir a la ciudadanía?
- Lo que le podemos decir a los ciudadanos primero se lo decimos en primera persona a la familia. Porque con la familia de Yeremi Vargas tenemos un contacto directo, si no todas las semanas, cada diez días. Hay un personal que está dedicado exclusivamente a este caso, tanto de la Comandancia como de la UCO, que vienen todas las semanas a revisar pruebas e indicios. Además, nuestro sicólogo se reúne continuamente con la familia para mostrarle todo el apoyo que necesitan. A partir de ahí lo único que podemos decir es que no nos hemos olvidado de Yeremi, que seguimos trabajando y que para mí es una gran responsabilidad que esperamos resolver. Por muchas ganas que le ponemos a la investigación del caso no obtenemos los resultados que desearíamos.

- ¿Tienen alguna hipótesis más fiable que otra?
- Desgraciadamente yo llegué aquí casi un año después de la desaparición de Yeremi. Estaba en Francia y toda esta información me llegaba con escasa fiabilidad. Una vez que llegué aquí y analicé la situación desde el principio, debo decir que cabe cualquier hipótesis.

- ¿Es necesaria la Policía Autonómica en Canarias para mejorar la seguridad? ¿Cómo se coordinan en la actualidad tres cuerpos de seguridad, además de las policías locales?
- La Policía Canaria se ha creado por Ley y yo no tengo nada más que decir, salvo respetar la Ley. Lo único que a nosotros nos corresponde como miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es colaborar con ellos y coordinarnos con ellos. Ya se creó una junta de seguridad, que es un órgano de coordinación al más alto nivel y ahora estamos viendo qué competencias debe asumir la Policía Canaria dentro de lo que establece la Ley. Porque la Policía Canaria no nace para echar a nadie del territorio; cada uno tiene sus competencias. Me parece buena idea, por ejemplo, que se trabaje en materia turística, en el sur de Gran Canaria. Esa era una laguna que había y es interesante que puedan trabajar en esa labor. Poco a poco, cuando este cuerpo empiece a rodar y vaya teniendo más efectivos, porque con cien efectivos poco puede hacer, podrán ir asumiendo más competencias.

- ¿Pero es necesaria?
- No me corresponde a mí dar esa opinión. Pero si hay más fuerzas de seguridad trabajando en el mismo sentido y sin quitarse competencias unos a otros puede ser un sistema que puede funcionar. Si empieza bien desde el principio y se sientan las bases de lo que debe ser, puede funcionar.

- Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Vial, donde la Guardia Civil tiene competencias, ¿qué cambios se han experimentado?
- Al penalizar determinadas conductas que antes eran infracciones, el número de delitos ha aumentado. Al ser delitos clasificados como tipo B, querrá decir que cuanto más trabajemos nosotros más delitos existirán.

- Se lo pregunto de otra forma. ¿Ha servido la Ley para disminuir el número de accidentes?
- Desde luego, y las estadísticas están ahí. Aunque muchas veces los datos son relativos, pero el número de accidentes ha disminuido considerablemente. Pero es que el número de delitos contra la seguridad en el tráfico también ha disminuido, y esto es gracias a las medidas que se están adoptando, como radares, tanto fijos como móviles, y los controles de alcoholemia masivos que se realizan. Además, el sistema de penalización del carné por puntos es bastante eficaz, en un modelo que está importado de países como Francia.

- Canarias se ha convertido en un punto central de distribución de drogas, básicamente por su situación estratégica. ¿Esto convierte al Archipiélago en un lugar estratégico, desde el punto de vista de las investigaciones?
- Yo vengo de Algeciras, que está a 14 kilómetros de África. En una embarcación rápida, se tardan 17 minutos desde la Línea a Algeciras y es muy difícil detectarlas. ¿Qué quiero decir con esto? Que el epicentro es Algeciras. Y la droga que viene de Sudamérica no viene para quedarse aquí, sino como lugar de tránsito. Desde luego Canarias es una puerta de entrada hacia Europa y en ese sentido, en todo el año pasado, la Guardia Civil interceptó nueve zodiacs cargadas con droga, concretamente con más de nueve mil kilos en total. Este año, hasta el mes de septiembre, ya hemos interceptado diez embarcaciones. Seguimos trabajando en este asunto a través del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) y de las embarcaciones del Servicio Marítimo, más la colaboración que tenemos de Vigilancia Aduanera. Todo lo que está en nuestra mano para evitar que entre droga lo hacemos, pero no es posible cerrar el territorio porque estamos en islas, con mar por los cuatro costados y muchos kilómetros de costa. En cualquier caso, me satisfacen los resultados obtenidos y creo que estamos en el buen camino. Además, me gustaría destacar las denuncias que se ponen por consumo de drogas en la vía pública, y en ese sentido hemos puesto este año más de nueve mil denuncias, una cifra muy similar a la totalidad del año pasado. Superamos en mucho a otros años anteriores, por lo que la labor realizada para evitar el consumo de los jóvenes en los lugares públicos es importante.

- ¿Pero el SIVE es o no eficaz? Desde luego recibe muchas críticas.
- Yo soy un defensor del SIVE porque además soy el fundador del SIVE. La primera Comandancia en la que se instaló fue en la de Algeciras, en el año 2002. Es muy importante, de entrada porque antes no teníamos nada. Antes la vigilancia se hacía desde la orilla con unos prismáticos o cono unos visores nocturnos, mientras que esto nos permite detectar una embarcación a diez kilómetros de la costa. Pero el SIVE no es la panacea universal, es un sistema informático que tiene radares y cámaras térmicas y falla, porque depende de elementos naturales. Hay veces en que una embarcación navega muy bajito, porque viene muy cargada o porque las olas la tapan, y a veces es muy complicada la detección. En cualquier caso creo que el SIVE, combinado con el servicio marítimo y las patrullas de tierra, consigue buenos resultados.

- ¿Qué opina del conflicto que se ha generado entre el Ejército de Tierra, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Delegación del Gobierno tras la detención de la esposa del general Martín Alonso, por conducir en sentido contrario, y sus posteriores consecuencias?
- No tengo nada que decir al respecto. En primer lugar, porque el hecho de la detención de la esposa del general ya se ha juzgado. Y en segundo lugar porque la otra parte es un asunto que está sub iúdice, y no me corresponde a mí realizar una valoración. Eso le corresponde a otras instancias y además no tengo elementos de juicio suficientes.

- ¿Cree que tenía competencias la Policía Nacional para practicar la detención?
- La seguridad y vigilancia del tráfico es una competencia de la Guardia Civil, pero tanto la Policía Nacional como nosotros somos miembros de la Policía Judicial. Pero más allá de eso no puedo entrar a enjuiciar nada porque además estaba fuera de Las Palmas de Gran Canaria cuando se produjeron los hechos.

- El carácter militar de la Guardia Civil, ¿tiende a desaparecer o tiende a reforzarse?
- Tiene que mantenerse porque es la esencia de la Guardia Civil. En el momento que a este cuerpo se le desprovea del carácter militar ya no sería la Guardia Civil, sería otra cosa. Hay que ver cómo define la Ley a la Guardia Civil: Es un instituto armado de naturaleza militar, y si le quitamos la naturaleza militar habría que cambiar el cuerpo, cambiar la Ley y muchísimas otras cosas.

- Asociaciones. ¿Se le ha colado una piedra en el zapato a la Guardia Civil?
- Hay una Ley donde se reconoce las asociaciones en el seno de la Guardia Civil y ellas ejercen una labor que viene recogida en sus estatutos. Lo que pasa es que nosotros no estábamos acostumbrados a tenerlas y lo único que tenemos que hacer es adaptarnos. Porque la Guardia Civil es el cuerpo que más se ha adaptado a lo largo de los años y el que más logros profesionales ha conseguido. En todos los aspectos.

No hay comentarios: