.

.

HONOR

HONOR
«¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no encierra mérito alguno cuando la condición del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que reviste su verdadero valor cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos manda, cuando el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os inculcamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el ejemplo que os ofrecemos.»

ESTA ES LA HISTORIA DE NUESTRO SACRIFICIO Y TU ERES EL FUTURO

"EL AZOTE DE ETA"

martes, 8 de junio de 2010

Quiero pedir perdón desde aquí por mi condición de funcionario.


Sí, en su día tuve el atrevimiento de prepararme unas oposiciones para policía y aprobé. Creí que debería sentirme orgulloso, pero pronto me di cuenta de que no, de que en realidad me había convertido en un paria y en un parásito de la sociedad; de que yo no trabajo sino que son los demás los que con su esfuerzo levantan el país. Además, el tener un trabajo fijo, me crea un cargo de conciencia, sobre todo ahora que hay tanto paro; no es justo.

Llevo varios años patrullando las calles con un arma en la cintura, dando seguridad al ciudadano, jugándome el tipo con cada servicio al que soy comisionado, deteniendo a peligrosos y armados individuos, evitando tentativas de suicidio e investigando concienzudamente para poder redactar un Atestado Policial correcto y no tener que sonrojarme cuando me citen ante la Autoridad Judicial por un error de forma, y eso, según parece no es producir...

Me llevo mi sueldo a costa de los demás, que con sus impuestos me dan de comer. ¡Qué frustración! Si lo llego a saber, ni estudio ni oposito frente a otrss 50.000 personas. Así no me habría convertido en un vago que no produce y que tiene el trabajo asegurado de por vida. Zapatero va a bajarme un 5% el sueldo a partir de junio, y me da vergüenza. Si yo hubiera sido el presidente habría bajado los sueldos de los funcionarios un 30%. Al fin y al cabo, como conservamos nuestro trabajo debido a nuestra condición de funcionarios (vuelvo a pedir perdón) está claro que deben bajarnos los sueldos. El caso es que comparados con los profesionales de la empresa privada cobramos mucho menos. Pero claro, ellos pueden ir al paro y yo no, por eso me merezco que me bajen el sueldo y que el año que viene me lo congelen; incluso que me lo bajen más, por qué no.

Además, creo que los periodistas y la gente, en general, que tan mal hablan de nosotros, llevan toda la razón. “Si hablan mal es por envidia”, me decía esta mañana un compañero, ¡qué malpensado!
En realidad no hacemos falta, bueno nunca estamos cuando nos necesitan no?...cuantas veces habré oído eso, y yo que me juego la vida en un coche patrulla destartalado para llegar lo más rápido posible al lugar para encontrarme "sabe dios qué"...

Entiendo que cuando el presidente ha anunciado la bajada de sueldos, los periodistas y la gente se hayan puesto tan contentos, diciendo incluso que deberían recortarnos más. Y yo estoy de acuerdo, al fin y al cabo, los funcionarios no valemos para nada y somos unos inútiles. Qué arrepentido estoy de ser funcionario. Vuelvo a pediros perdón desde aquí, y también por tener que pagar de mi bolsillo el chaleco antibalas, los guantes anticorte y unas botas operativas en condiciones...

Ojalá nunca necesiteis de mis servicios...porque como esto sea así, la nueva política será: "¡¡¡Trabaja según te pagan!!!"

No hay comentarios: